Publicidad

JÉN.-El concejal de Hacienda y Comunicación, Miguel Contreras, ha señalado que la vía ejecutiva en la recaudación de las multas de tráfico «la asumen los servicios municipales, ya que contamos con unos magníficos profesionales en la plantilla municipal, y por tanto ese servicio se puede gestionar y llevar a cabo desde el propio Ayuntamiento» y añadió que «este equipo de Gobierno sabe de la profesionalidad de los empleados municipales y apostamos por el Servicio de Recaudación Municipal y por la Tesorería».

Miguel Contreras señaló que el PSOE «además tuvo la nefasta idea de regalar el 30% del principal de las multas en voluntaria, pero es que también en ejecutiva la Diputación no solo se llevaba solo ese 30%, sino que también se quedaba íntegramente los intereses de demora y los recargos». El concejal de Hacienda y Comunicación añadió que «la realidad es que este equipo de Gobierno ha conseguido un contrato con la empresa Vialine Gestión, S. L., que supone un coste de casi la mitad de lo que nos costaba el servicio cuando lo llevaba Diputación Provincial» y reiteró que «el contrato suscrito por PSOE e IU fue abusivo y una barbaridad para las arcas municipales».