Publicidad

JAÉN.- Los empresarios ganaderos de la comarca de la Sierra de Segura contarán en breve con un centro de tipificación del ganado que se ha construido en Santiago Pontones y que contará con equipamientos dedicados a la clasificación de los rebaños según el peso y la tipología, proceso de gran utilidad para facilitar la comercialización posterior de este ganado. El centro comenzará a operar en breve, una vez que el Ayuntamiento del municipio concluya con la dotación del mobiliario y del resto de su equipamiento. Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén, y Pascual González, alcalde de la localidad, han visitado hoy las nuevas instalaciones.  

La obra ha supuesto la construcción de una infraestructura novedosa que los empresarios de la comarca venían demandado para facilitar el proceso entre compradores y vendedores de ganado. En la práctica, ha supuesto la construcción de una nave para cebadero de los corderos; la construcción de otras dos naves adosadas a la principal, una para henil (para guardar el heno) y otra para lazareto (para aislar a animales enfermos); y dos pequeños edificios para albergar las oficinas, zona para el veterinario y vestuarios. También se ha reservado una zona para estercolero. Para Francisco Reyes, este centro “pretende obtener un mayor valor añadido a los ganaderos y a los corderos, mejorando la agrupación de la oferta a la hora de hacerla llegar a los compradores”.  

En su visita, el presidente de la Diputación ha puesto de manifiesto que “la ganadería está siendo una prioridad para el equipo de gobierno de la Diputación esta legislatura. Por eso hemos abierto diferentes líneas de colaboración con un sector que es fundamental para continuar con la diversificación económica de la provincia y para mantener la población en el territorio”. En ese sentido, Reyes ha recordado las ayudas entregadas por la Administración provincial hace unas semanas a ganaderos trashumantes para colaborar con el traslado de sus rebaños.  

En Santiago Pontones se producen en torno 160.000 cabezas de cordero al año (bajo la Indicación GeográficaProtegida –IGP-), que cuando se venden al despiece suponen entre 11-12 kilos de carne de media. Anualmente supone cerca de dos millones de kilos de carne, que tienen una repercusión muy importante en la economía de municipio. Se habla de que hay unas 660.000 hectáreas de territorio destinadas a esta actividad.  Las obras se han llevado a cabo gracias a una inversión de 270.000 euros en el marco de los Proyectos de Zona. El montante ha sido aportado en un 70 % a través de fondos europeos, en un 25 % por la Diputación de Jaén y en un 5 % por el Ayuntamiento. Con los remanentes sobre el importe de adjudicación, se han podido destinar otros 50.000 euros, para que el Ayuntamiento pueda adquirir el equipamiento.