Publicidad

JAÉN.-  El Real Jaén CF caía derrotado por dos goles a uno en su visita al Ciudad de Lepe, y sufría así un duro varapalo del que deberá recuperarse en el próximo choque liguero frente a la UD Almería B. Los tantos de Sánchez y Zambrano supusieron una barrera demasiado alta de superar para los de Berges. El tanto de Fede en puertas de la conclusión del partido no fue argumento suficiente para revertir la dinámica del equipo en el choque. El Real Jáen CF saltaba al Ciudad de Lepe con la difícil tarea de batir al CD San Roque en un choque dinámico y condicionado por el intenso calor reinante en la tarde de hoy. Rafael Berges colocaba sobre el verde un once muy similar al visto en el último compromiso liguero disputado en La Victoria, con Molina y Quesada en sala de máquinas, y Sutil como enganche con Brian y Villa en las alas. Arrancó el partido el conjunto blanco con disposición claramente ofensiva, ocupando terreno en campo rival y presionando muy arriba la salida de un contrario que limitó su avance al balón largo y el contragolpe en los primeros compases. Control del juego y de la posesión de balón que, sin embargo, no iban a tener premio para los del Santo Reino.  Apenas traspasado el primer cuarto de hora, una gran jugada de Mustafa por banda derecha termina en centro a Rubén Sánchez que el ariete, desde la frontal del área, transforma en el primer gol para los aurinegros. Tocaba nueva remontada para el Real Jaén CF.

El golpe provocó un cambio en la disposición del conjunto visitante que adelanto posiciones y acercó piezas en su frente de ataque. Con una línea de cuatro puntas sobre el área rival, favorecía la acumulación de efectivos en llegadas a posiciones de remate, lo que apoyaba la combinación cerca del marco de Monclova. Lo intentaba Sutil con apoyo de Molina y Brian sobre flanco derecho, bien vigilados por un numeroso contingente defensivo, bien apoyado por la línea de medios local. Buen trabajo de desmarques y arrastre al espacio por parte de los puntas blancos que, sin embargo, no lograban encontrar la grieta en el entramado defensivo rival. Con todo, la dificultad por romper la disciplina posicional dispuesta, obligaba a los visitantes a arriesgar sobre el plan táctico inicial. El adelanto de líneas dejaba espacios peligrosos para el ataque en balón largo, principalmente a través del rápido Mustafá, el mejor de los locales. El esfuerzo obligó a Villa y Brian a realizar un doble trabajo de ruptura y cobertura a las subidas de ambos laterales, una labor que apoyó el ataque blanco, necesitado de presencia en inmediaciones del área, sin pérdida de efectivos atrás.

La primera mitad concluía con un Real Jaén CF voluntarioso, aunque sin pólvora arriba. Los del Santo Reino se mostraban participativos y trabajadores en el ejercicio de apoyo y creación, aunque adolecían en últimos metros de acierto en el pase final o remate a puerta. Sutil trataba de igualar el marcador con un disparo raso y colocado desde la frontal que atrapaba Monclova con seguridad y sin apuros. Terminaba un primer acto muy gris para el equipo de Rafael Berges. La segunda mitad arrancaba con un doble cambio en las filas visitantes. Astrain y Molina dejaban su puesto a Joel y Prieto, y el equipo cambiaba de fisionomía. José Cruz ocupaba su espacio junto a Miranda como central, Joel se asentaba en el carril derecho, y Prieto formaba pareja de mediocentros con Quesada. El equipo buscó a partir de ahí la ruptura por banda principalmente, concentrando efectivos en segunda línea, y tratando de superar al rival con presión constante sobre la salida y el giro de los medios rivales en un buen ejercicio táctico, aunque sin respuesta en metros finales.

El choque maduraba, y el Real Jaén mantenía su apuesta por la concentración de hombres en vías interiores, y llegadas por ambas bandas. Vistas las dificultades para alcanzar posiciones de remate con garantías, Berges daba entrada a Montero en lugar de Nando, y apuraba así sus tres cambios en busca de una mejora ofensiva con dos puntas al remate. Reforzando la idea de inicio de juego interior y finalización por extremos, el Real Jaén CF adelantaba líneas para tratar de alcanzar un empate buscado con más corazón que cabeza. Pese a los esfuerzos de los visitantes, sería el CD San Roque quien lograría un nuevo tanto, merced a un córner botado por Fidalgo que Zambrano remacharía a la red con potencia entrando en segunda línea. Gol a la postre definitivo, y que terminaría de sepultar las esperanzas en el choque del Real Jaén CF . El equipo blanco conseguiría su único, y tardío gol, al borde de la conclusión, en un remate de Fede a servicio de golpe franco de Sutil. Gran envío del diez y remate efectivo del argentino que, finalmente, no servía para puntuar. El equipo abandonaba con derrota el Ciudad de Lepe, y deberá regresar a la senda del triunfo en el Nuevo Estadio de La Victoria ante la UD Almería B.