Publicidad

JAÉN.- El PSOE critica la pobre oferta cultural, monumental y, en definitiva, turística, que el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, tiene disponibles para los visitantes que acuden a Jaén en Semana Santa, que se reduce a su mínima expresión el resto del año. La portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, María del Mar Shaw, ha lamentado que el alcalde “no tenga una programación complementaria para ofrecer a quienes vienen a su tierra después de meses sin verla o quienes acuden a conocerla por primera vez”. “La Semana Santa jiennense tiene un notable tirón, pero aliñar esa oferta con una propia municipal hubiera sido el complemento lógico. Excepto por sus procesiones, Jaén es una ciudad rica en monumentos que están cerrados, en teatros sin programación, su riqueza arquitectónica e histórica o está clausurada o no potenciada suficientemente o, como en el caso de algunos monumentos como el refugio antiaéreo, que están sometidos por vez primera a un poco práctico sistema de ‘cita previa’ para el turista, un método al que se sumará próximamente la exposición permanente del Banco de España”, señala Shaw.

La portavoz lamenta que el turismo que acude a disfrutar de la Semana Santa “se encuentre cada año con menos alternativas para complementar su estancia. Resulta cuanto menos un engorro que quienes vienen a pasar apenas unos días se vayan sin ver según que instalaciones, como la Cámara Oscura, que está cerrada y en medio del marasmo de las obras de La Alameda, o el refugio antiaéreo porque hay que cerrar una cita con antelación, algo que es limitativo, resta atractivo a la ciudad y hace un flaco favor a nuestros hosteleros”. Además, la concejal subraya que la falta de limpieza en estos días también ayuda a que se remarque esa sensación de desinterés municipal por hacer más atractivo aún el paisaje urbano.

La concejal señala que los empresarios de Jaén que han encontrado en el buen tiempo un aliciente para conseguir que la gente disfrute al aire libre “sin duda echan en falta ese plus que un alcalde podría dar a una ciudad como Jaén, un alcalde que, también en materia turística, ha decidido cruzarse de brazos”.