Publicidad

JAÉN.- El PSOE denuncia el abandono que el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, ha consentido en el área recreativa de la Cañada de las Hazadillas, una de las zonas que más visitan los jiennenses estos días, con la llegada del buen tiempo. La concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, María Mudarra, ha señalado que el PSOE ha recibido estos días quejas y testimonios gráficos de jiennenses que se han encontrado “arrasado” el mobiliario de uso público de esta zona tan querida de la capital. “Es un paisaje desolador para los visitantes que acuden en Semana Santa, gente para la que esta zona tiene un valor natural y sentimental muy grande y a quienes les ha dolido encontrársela en este estado”, indica.

La concejal explica que las mesas y asientos de piedra están “destruidos”, y en aquellos elementos que quedan en pie “es patente la falta de mantenimiento que demuestran haber sufrido por años, con la piedra enmohecida, llena de líquenes y sin tratar”. Asimismo, estos elementos presentan graves riesgos, ya que al desmoronarse la piedra ha quedado al descubierto el encofrado de hierro. Además, en igual estado se encuentra la zona de las barbacoas, muchas de ellas desmontadas, lo que supone también un riesgo que es subsanable simplemente con un coste mínimo. No en vano, se evidencian restos de fuego, lo que indica que la gente sigue acudiendo en busca de esparcimiento a un área recreativa de la que el alcalde “no quiere saber nada”.

La edil explica que en la visita realizada a posteriori por los socialistas se ha comprobado cómo otras infraestructuras que en la anterior legislatura, la de gobierno del PSOE, estaban en perfectas condiciones de uso, caso de los aseos, se encuentran cerradas, sucias y estropeadas. Junto a ello, el cercano puente de madera que cruza un riachuelo no presenta tampoco las condiciones de seguridad para ser utilizado.

La concejal considera “imperdonable” la dejación de Fernández de Moya con esta zona tan emblemática, que ni siquiera se ha molestado en acondicionar mínimamente para estos días en los que es tan visitada por los jiennenses en sus salidas al campo. La edil recuerda que por normativa, el mantenimiento del área recreativa corresponde al Ayuntamiento, el titular además del monte en el que se encuentra construida, mientras que en la gestión de las masas forestales recibe el apoyo de la Junta de Andalucía. “A todos los jiennenses les duele ver así este patrimonio menos al alcalde de la capital”, se lamenta María Mudarra, quien señala que esta situación es un clamor “a voces” que solo parece ignorar él.