Publicidad

JAÉN.- Fran Miranda regresa al equipo tras su expulsión en el choque disputado ante la UD Melilla, y lo hace pleno de confianza en cuanto a las opciones que el grupo tiene en los próximos partidos. Reconoce que la actuación vista en Cáceres no sigue la línea iniciada con los anteriores triunfos, y realiza un ejercicio de autocrítica exponiendo las necesidades de resultados por las que atraviesa el Real Jaén CF. Con todo, es optimista en cuanto a la mejora inmediata que puede experimentar el equipo, y confía en un nuevo paso adelante en La Victoria: “No entraba en nuestros planes la derrota. Después de dos victorias esperábamos la tercera, no fue así, y toca levantarse cuanto antes. Vienen partidos muy importantes y tenemos que centrarnos cuanto antes en el sábado. Tenemos muchos enfrentamientos directos en casa. Creo que está de nuestro lado el hecho de jugar aquí en un alto porcentaje, todo ello pese a estar a cuatro puntos. Tenemos que ser inteligentes, y afrontar los partidos sabiendo que tenemos que sacarlo todo en nuestro feudo. No estamos siendo lo regulares que tenemos que ser. Muchos altibajos que están marcando el hecho de no estar arriba. Muchos puntos se han escapado por muy poco, y tenemos que corregir aspectos en estos partidos que quedan. Tenemos muchos puntos en juego y hay que morir por ello”.

A pesar del último resultado la plantilla tiene confianza en lo que pueda pasar de aquí hasta final de temporada: “El equipo puede estar ahí, tenemos gente y no podemos agachar la cabeza. Intentaremos mejorar las prestaciones que hasta ahora no nos han permitido meternos arriba. Somos el Real Jaén CF, somos capaces de lograrlo. Es verdad que el bagaje está siendo bajo, pero somos conscientes del potencial que tenemos, y de lo que podemos lograr. Venimos de una derrota, es verdad, pero habíamos logrado dos triunfos antes que nos estaban abriendo el camino. Tenemos que buscar esa línea. Hay momentos en los que cometemos despistes y errores que nos cuestan caros. Si los pulimos, el equipo crecerá mucho, hay que intentar que no sucedan para tener opciones en cada choque. No se gana con el nombre. Sabemos dónde estamos, por lo que luchamos, y estamos convencidos del objetivo. Pertenecemos a una familia que tiene una meta clara”.

Sergio Molina comparecía, también, en el día de hoy ante los medios de comunicación, y se presentaba con una idea clara: la línea de este equipo permitirá alcanzar los objetivos si se mantiene el nivel visto en las últimas semanas. Una certeza que el media punta mantiene ligando el crecimiento a una mejora inmediata con respecto al choque de Cáceres. Recetas para la mejora: esfuerzo, trabajo y resultados: “Hay que afrontarlo con toda la ilusión, queda bastante. Pudimos ver una mejoría en las últimas jornadas, y queremos seguir en esa dinámica sacando el máximo número de puntos posible. Nos falta ganar. Es difícil encadenar tres victorias seguidas, se está viendo, lo hemos tenido cerca pero no lo hemos logrado. Unas veces por desacierto nuestro, otras por acierto rival, no ha sido posible. Sólo queda continuar y pensar en el sábado. En el vestuario hemos hablado del partido, hecho hincapié en los aspectos que nos hacen crecer, y hemos pasado página. No hay tiempo para lamentaciones, llega un partido que es una auténtica final, como las que nos restan”.