Publicidad

JAÉN.- Las elecciones andaluzas dieron menos sorpresa de lo esperado, en relación a los sondeos, que se han dado durante los días previos a estas elecciones autonómicas. Aunque el mapa electoral ha cambiado sustancialmente con relación al que había hasta este momento. Comenzando porque se pasa de tres partidos a cinco que tendrán muchas cosas que decir, aunque la victoria del PSOE sin ser mayoría absoluta, puede ser suficiente para gobernar con relativa tranquilidad. Una jornada electoral marcada por la entrada, también, de dos formaciones que se esperaban entrar: Podemos que entra con fuerza cono 15 parlamentarios, liderados por Teresa Rodríguez, y Ciudadanos, con algo menos pero con un notable 9 escaños. Quien se desploma con una batacazo considerable es el PP. Pasa de ganar con holgura las elecciones de 2012, de 50 parlamentarios ha caído hasta los 33 parlamentarios con casi 20 puntos menos. Izquierda Unida es otro de los damnificados. Pierde varios escaños y pasa de la tercera fuerza política y estar en el cogobierno con los socialistas, a quinta formación que ha llegado por lo pelos al 5 por ciento porque sino no podría ni formar partido propio. Ha sacado 5 escaños de los 12 que tenía.