Publicidad

JAÉN.- Dani Torres analiza el momento del equipo antes del importante choque del domingo frente al CP Cacereño. Un partido que podría significar la tercera victoria consecutiva de los blancos y que, a juicio del central, supone un desafío de nivel de cara a valorar las opciones reales de un equipo que en las últimas jornadas suma puntos en todos los aspectos de su juego. Para Torres, la precipitación no cabe en estos momentos, y debe imperar la búsqueda ordenada de objetivos, partido a partido: “El equipo está tranquilo, aunque consciente de que tenemos nueve finales. Hay que afrontar los partidos de uno en uno, y podemos conseguirlo.  Estamos teniendo algo más de suerte, y mantenemos el mismo nivel de trabajo por parte de todos. Estamos en una buena dinámica con el entrenador y trabajamos a conciencia para estar lo mejor posible. Ahora las cosas van de cara, queremos seguir así”.

Una plantilla que llega unida al final de temporada en busca de un objetivo que, por momentos parecía que se escapaba: “Me siento uno más de la plantilla, creo que es importante que todos nos sintamos parte de esto. Si es así, esto marchará. Si nos vemos con nuestro espacio, los 24, todos sumamos. Estoy teniendo la suerte de contar con minutos y la confianza del míster, algo que desde aquí le agradezco, aunque sé que esto es fútbol y cambia de un día para otro. Hoy juegas, y mañana puedes no contar, nada está escrito. Sólo queda trabajar duro. Hemos visto que en Segunda B no se gana con el escudo. Lo vemos cada semana, te bajan rápido, hay muchas sorpresas. Todos nos estamos jugando mucho, y hay que apretar hasta el final”.

Pablo Ortiz ya se encuentra plenamente integrado en el primer equipo del Real Jaén CF. El medio es uno de los jóvenes valores que el conjunto blanco tiene en la recámara, y vuelve a adquirir protagonismo y minutos con el paso de la competición. Analiza el devenir del grupo y su situación personal, desde un prisma de ilusión y esperanza, habida cuenta del crecimiento notable que en juego y resultados se está viendo en el equipo. Asegura que sólo piensa en el próximo compromiso, y en la obtención de los tres puntos frente al CP Cacereño:“Estoy entrando en convocatorias, participé en Lorca, y sólo quiero ayudar al equipo a tirar para arriba. El entrenador tiene sus ideas, y él entrena para seleccionar un equipo y ponerlo a jugar el domingo. Sigo entrenando igual, tanto cuando juego, como cuando no. Creo que se aprende mucho de las situaciones cuando uno no participa tanto. El míster se porta conmigo muy bien. Estoy contento con el trato que está teniendo hacia mí, sabe que al futbolista joven se le tiene que tratar de manera diferente. La relación es muy buena y eso me alegra”