Publicidad

Jaén Paraíso Interior.- Alfonso Prieto, José López, Carlinhos, Cuco, Solano, Emilio Buendía, Eloy Rojas, Chino, Fabián, Jordi Campoy, Dani Martín, Borja Blanco y Víctor Montes.

FC Barcelona.- Paco Sedano, Aicardo, Lin, Lozano, Wilde Gabriel, Batería, Saad, Lin, Dyego, Ferrao, Ari.

Goles.- 1-0, Solano (min.1); 2-0, Chino (min.15); 1-1, Ferrao (min.19); 3-1, Emilio Buendía (min.29); 3-2, Saad (min.33); 4-2, José López (min.35); 5-2, Chino (min.37); 6-2, Cuco (min.37); 6-3, Wilde (min.39); 6-4, Wilde (min.40).

 

JAÉN.- El Paraíso ya no tendrá que esperar al Jaén. El Paraíso está en Jaén. Y más desde hoy. Por lo menos en el fútbol sala. Aparecía el conjunto jiennense por primera vez en su historia en la Copa de España. Sin prisa pero si pausa. En silencio. Con vitola de equipo revelación desde principio de temporada. Y en Ciudad Real, en La Mancha este conjunto se ha vuelto inmortal. Entre cientos de aficionados venidos desde toda la provincia, los Chino, Cuco, Buendía, José, Prieto y compañía han hecho una historia multiplicado por mil. Porque era la primera vez que un equipo de Jaén y andaluz jugaba este campeonato. Porque siendo su primera participación se coló en la final. Y porque siendo novatos han ganado el título. En el actual formato, el primer conjunto que lo hace. La tierra de los molinos y de Quijote quedará ya en la retina de los aficionados.

Un partido que comenzó de la mejor manera posible con dos goles en la primera parte que ponía en franca ventaja al equipo jiennense. El primero de ellos nada más comenzar. En los primeros segundos. Aunque antes de que terminaran los primeros veinte minutos recortaba distancia el conjunto barcelonistas. Primero fue Solano y, después, Chino. Presionaba mejor el conjunto culé pero no creaba ocasiones claras mientras que los jiennenses con poco y mucha efectividad mandaba en el marcador. A la vuelta del vestuario misma situación y mejor final. Cuando quedaban doce minutos para el final llegó el auténtico aluvión de goles. El príncipe Buendía marcaba el tercero. Un auténtico golazo en un contragolpe y una magistral finalización.

En ese momento, el entrenador culé puso a cinco sobre el campo con el portero jugador, encarnado en Saad. Fue él el que recortó. Y le pudo entrar los nervios al conjunto jiennense pero desde su campo, José López, en un balón que entró llorando subía el cuarto en el luminoso. Se volcaron los catalanes pero no era su día. A cinco minutos para el final el magnífico Chino marcaba el quinto y Cuco el sexto de cabeza. A un minuto del final, el marcador  reflejaba un 6-2 que el Barça maquilló en dos acciones pero ahí se puso punto y final a esta competencia que viaja hasta Jaén. Lo que parecía un sueño se convirtió en realidad. En quiero y puedo. En un deporte que ha movido a los jiennenses a la vecina Ciudad Real para ver a sus chicos dejarse la piel bajo una palabra: SA CRI FI CIO. Este adjetivo define a la perfección lo que es la plantilla y los jugadores jiennenses. Una forma de entender la vida y, también, el deporte, que les ha llevado a una cota de victoria impensable, en el comienzo de temporada. Una temporada redonda donde lo que venga a partir de ahora sí que será ya un regalo. Un estilo que ha enamorado a España. Con presión y con calidad. Una forma de aprender de estos jugadores que han llevado a los jiennenses a un auténtico delirio futbolístico para aplicar en nuestro día a día. Son campeones. Es el Jaén Paraíso Interior. Es el Campeón de la Copa de España.

 

*A las 19 horas habrá recepción oficial en la Diputación de Jaén