Publicidad

JAÉN.- La Red Equo Mujeres de Andalucía manifiesta su descontento con las políticas de Igualdad de la Junta y la supeditación de las asociaciones de mujeres a los intereses partidistas del PSOE. La Red Equo Mujeres (RQM) Andalucía critica la excesiva tutela de las numerosas asociaciones de mujeres creadas en la comunidad, que habiendo sido impulsadas desde el gobierno andaluz se encuentran muy dirigidas y supeditadas a los intereses del partido en el gobierno, y propone fomentar la participación política real y plural y el empoderamiento de las mujeres.

La Red ha mantenido una reunión con María José Moruno, representante en el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres y vicepresidenta del Fórum de Política Feminista de Córdoba con el objetivo de plantear críticas y propuestas a la política de igualdad de la Junta de Andalucía. “De 75 municipios en Córdoba, por ejemplo, 73 cuentan con asociaciones de mujeres, pero la gran mayoría no centran sus actividades en promover un enfoque feminista que logre el empoderamiento real de las mujeres”, comenta María José, entre otras carencias de dicha política. Reconociendo que la Junta de Andalucía ha sabido paliar los recortes a nivel municipal que supuso la entrada en vigor de la Ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local con la que el Gobierno central arremetió, entre otras cosas, contra las políticas de Igualdad, queda para Equo, sin embargo, mucho trabajo por hacer para que exista un convencimiento del poder político de la necesidad absoluta de una coeducación real tanto en los centros educativos, como en la sociedad en su conjunto.

Esta grupo señala que resulta anacrónico que la televisión pública fomente y promueva estereotipos sexistas al mismo tiempo que la Junta promueve políticas y leyes de Igualdad, a pesar de que cuenta con un Consejo asesor audiovisual cuyo fin es regular estos contenidos. Se trata, por tanto, de un mal uso de los fondos públicos y la instrumentalización de la Igualdad y el Movimiento Feminista con fines partidistas, dando como resultado “La Igualdad como simulacro”. Del mismo modo, desde la Red Equo Mujeres se señala su disconformidad con el enfoque victimista de las políticas de igualdad del gobierno de la Junta y la connivencia constatada con el poder religioso, máximo poder patriarcal.

Por ello proponen crear cauces adecuados de participación política de las mujeres en los órganos decisorios, pues los existentes, basados principalmente en el uso de las nuevas tecnologías, no se ajustan a la realidad de las mujeres del ámbito rural que suele presentar obstáculos para el acceso a herramientas informáticas. Y, además, reinvindican que las voces de las mujeres que continuamente apuntan a la educación y la pedagogía como camino hacia la Igualdad sustancial sean escuchadas.