Publicidad

JAÉN.-    La Junta de Andalucía ha realizado un llamamiento a los agricultores de la provincia de Jaén para que extremen las precauciones a la hora de efectuar las quemas de los residuos procedentes de la poda del olivar. Así lo ha señalado este martes el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Sebastián Quirós, durante la visita que, junto al director del Centro Operativo Provincial del Plan Infoca, David Bueno, ha hecho a estas instalaciones, ubicadas en la carretera del Neveral, en la capital.  En ella, ha podido comprobar el funcionamiento del operativo y los medios con los que cuenta y, además, ha aprovechado para hacer un llamamiento a los agricultores. De este modo, ha pedido que extremen las precauciones a la hora de efectuar las quemas de los residuos procedentes de la poda del olivar, con el objetivo de evitar cualquier conato de incendio.

En este sentido, Quirós, según ha informado el Gobierno andaluz, ha abogado por atender a aspectos como las condiciones meteorológicas o la obligación de una faja de seguridad de cinco metros de ancho cuando se ejecuten estos trabajos en el olivar.    «Dentro de los incendios forestales producidos el año pasado, 43 se debieron a negligencias y, de ellos la mayoría, 16, estuvieron relacionados con quemas agrícolas durante la primavera y el otoño. De ahí la importancia de tener en cuenta las  recomendaciones del Infoca, cuyo personal también está realizando inspecciones para comprobar que se están cumpliendo», ha explicado. Por último, el delegado territorial ha recordado que, frente a la quema, los residuos de la poda del olivar también se pueden aprovechar como un recurso para mejorar la calidad del suelo y, por ende, los resultados de la explotación agrícola.