Publicidad

JAÉN.- Paco Sutil encara el tramo decisivo de campeonato pleno de confianza, tanto a nivel individual, como colectivo. Con los choques decisivos aún por disputarse, el jienense confía en un grupo y una afición que quieren subir puestos hacia la zona noble de la tabla. Esta semana llega el UCAM Murcia, equipo que dispuso un choque tenso en su feudo, y al que Paco Sutil confía vencer con la ayuda de todos: “Las sensaciones son buenas. Vamos a más, cierto que falta rematar arriba, porque defensivamente hemos ido a mejor. Trabajamos con mucha intensidad por parte de todos. Necesitamos una pizca de suerte para meter las ocasiones, y entonces seguro que estaremos cerca de encarrilar dos o tres victorias. Trabajo para jugar. Intento estar en el once, o si no, trabajo a muerte para estar disponible. El míster decide, yo quiero ayudar y demostrar que quiero estar siempre en el once titular. En Murcia se portaron muy mal conmigo y con el Real Jaén CF. Esa afición tuvo que dejar al club de lado, un club como el nuestro, nos faltaron al respeto. Ahora vienen aquí y lo único que pido a la afición es que esté a muerte con el equipo, y que se encuentren un estadio hostil como el que nosotros encontramos allí”.

Álvaro Montero ha comparecido esta mañana ante los medios de prensa, transmitiendo un mensaje de trabajo y autocrítica. El punta asume que la situación no es la imaginada en el arranque de campeonato, pero ve pistas que conducen a una mejor versión del equipo y a mejores resultados en el corto plazo. Con la vista en el UCAM, en su opinión, el grupo debe aspirar a lo máximo que le permitan sus circunstancias: “Los datos están ahí, somos los primeros interesados en mejorar. Hay que seguir trabajando y poner solución a los problemas. Tenemos necesidad de crear más ocasiones, trabajar duro, y aportar cada uno en lo posible. Mejorar. Tenemos que ser más exigentes en nuestro trabajo, adaptarnos al máximo a lo que pide el míster. Está claro que queremos hacerlo lo mejor posible, pero no tenemos fórmulas mágicas. Los rivales también trabajan, preparan la semana y compiten bien.“Las circunstancias cambian. Intento hacer mi trabajo cuando va bien y cuando no va tan bien. Ahora hay menos ocasiones, pero no sólo yo me veo afectado, es una cosa de todos. Todos atacamos, y todos defendemos, no es un tema de delanteros exclusivamente. Sabemos que debemos corregir varias cosas”.