Publicidad

POR Jesús Ruiz Fernández

El año futbolísticamente hablando se nos va. Se aproximan fechas importantísimas para los clubs que durante los últimos 6/7 meses han hecho las cosas en condiciones. Mucho me temo que uno de ellos no será nuestro REAL JAEN. Si no cambien mucho las cosas en los próximos dos o tres partidos este será un año en el limbo, sin una sola alegría que llevarnos a la boca como aficionados. Curioso este mundillo con lo felices que nos las prometíamos allá por el mes de agosto, y lo desconsolada que está la afición ahora. El fútbol nunca fue ni será una ciencia exacta pero… nos dais tan poco, nos hacéis sentir tan poco orgullosos de nuestro equipo, que casi lo de menos es el resultado. Lo que más nos duele es la actitud. La nuestra es una afición y eso lo sabéis de sobra los que lleváis aquí unos añitos, que con poquita cosa resurge como el Ave Fénix… ¿pero quién enciende la llama?… ¿quién, como decía la campaña de socios, de esta segunda vuelta se la juega?… según el cartel, el nuevo míster que si bien no ha sido capaz de enderezar el rumbo de la nave hasta ahora al menos tendría que haber intentado salvaguardar su nombre y dejar un poso de buen entrenador con cartel para en el futuro ser una opción. Pero sinceramente hasta el día de hoy, ni una cosa ni la otra.

Pero lo que me preocupa por encima de todo, y como digo en el título de este articulo es: Y QUE DEJÁIS… y me explico, sabiendo las visicitudes que pasa este club inmerso siempre en la miseria de la ruinosa segunda B y habiendo conseguido lo que parecía una utopía que es aún habiendo descendido de categoría ilusionar a la masa social (no a los 1.500 de siempre que estamos y estaremos ahí sea cual sea la categoría), sino a los otros aquellos que lícitamente deciden apostar o no por un proyecto si les convence lo que les están vendiendo. Se les este ofreciendo tan poquito para que el año que viene vuelvan. Sinceramente mucho me equivoco o este nefasto año hará que la campaña de socios para la 15/16 se me antoje harto complicada y, o mucho cambian las cosas, con un cambio de rumbo, de un MESIAS si lo hubiera, ( y no tiene que ser solo en lo económico ) o señores… esto como ya vaticine, en octubre, en este mismo medio, pinta muy pero que muy mal.