Publicidad

JAÉN.- Las principales organizaciones agrarias que representan a un mayor volumen de agricultores y olivareros en Andalucía, Asaja, COAG, UPA y la Federación Andaluza de Cooperativas Agrarias, se han sumado hoy a la iniciativa que promueve la Diputación de Jaén para que el Paisaje del Olivar sea declarado como Patrimonio de la Humanidad. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha destacado hoy este hecho como la principal novedad de la reunión que ha celebrado la comisión que reúne a los técnicos encargados de elaborar expediente que se presentará ante la Unesco para intentar que el Paisaje del Olivar de Jaén, Córdoba, Málaga, Sevilla y Granada sea declarado como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad.

De este modo, técnicos de estas organizaciones agrarias se suman a otros expertos que representan a entidades como el Gobierno andaluz, la Diputación jiennense, la Universidad de Jaén, el Instituto de Estudios Giennenses, el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE), o a la Fundación Juan Ramón Guillén, entre otras, y que ya trabajan desde hace meses en la elaboración del expediente. Francisco Reyes ha explicado que entre las tareas que vienen realizando este grupo de expertos destacan las de “definir los límites de la mancha que pretendemos presentar ante la Unesco, poniendo en valor todos los argumentos que hay que presentar para conseguir el objetivo, y la de conseguir la suma de esfuerzos a este proyecto”.

De entre las adhesiones conseguidas, ha destacado la de “los propietarios de estos olivares a través de las organizaciones agrarias que hoy se suman a esta comisión” pero además ha recordado otras adhesiones que ya se han conseguido como la de la Asociación Española de Municipios del Olivo o la de la Asociación Andaluza de Grupos de Desarrollo Rural.

El presidente de la institución provincial se ha mostrado satisfecho con el avance de esta iniciativa que “conseguiría aportar mucho a nuestro aceite de oliva porque sumaría una marca de calidad a nuestro producto estrella”. “Hay bastante ilusión entre los propios agricultores, y así nos lo han trasladado las organizaciones agrarias, porque si a nuestro producto estrella le sumamos la marca Unesco Patrimonio de la Humanidad, el aceite de oliva virgen extra va a tener más adeptos y más cocinas interesadas en incorporarlo”.

En el mismo sentido se ha manifestado el secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, quien ha asegurado que “como productores nos parece una iniciativa magnífica por que el olivar es mucho más que un cultivo: es casi una forma de ver la vida” y ha mostrado el compromiso de las organizaciones agrarias “para conseguir este objetivo e impulsar el proyecto para que sea una realidad porque sobradamente cumplimos los requisitos y así lo entienden los olivareros, y así se entiende en todas las partes de España”.

Por su parte, Francisco Casero, presidente del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, ha explicado que la suma de los nuevos esfuerzos supone “dar un paso muy importante porque desde el primer momento para nosotros la participación de las asociaciones agrarias nos parecía trascendental”. “Su llegada va a suponer un reforzamiento del trabajo que vamos a realizar en los próximos meses”, ha añadido.

Casero ha aportado, además, que “hoy se están plantando olivos en diferentes partes del mundo, en Australia, Chile, etc. en sitios muy distantes. Por eso, que se declare el olivar andaluz como Patrimonio de la Humanidad significará que en las botellas podrá venir esta declaración y eso nos pondría como referente a nivel mundial”. “Esa marca, acompañada de una buena campaña para crear sensibilidad, va a sumar mucho, nunca va a restar. Por eso este proyecto debe ser un proyecto de toda Andalucía, de sus instituciones, de la sociedad civil, etc. Si sumamos todo eso, las perspectivas de conseguir este logro serán cada vez mayores”, ha concluido Casero.