Publicidad

JAÉN.- El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Javier Márquez, ha explicado que “hay dos tipos de licencias para los negocios de hostelería, por un lado están los bares con posibilidad de colocar terraza y por otro, los pubs con música. El problema, por el que están llegando las denuncias al Ayuntamiento, es que los bares no pueden tener música y aún así la tienen”. Javier Márquez ha detallado que “últimamente la Policía Local está yendo a locales con licencia de bares que no pueden tener música y que incumplen la normativa vigente (decreto del 26 de febrero de 2002, decreto 78/2002) porque tiene que atender las denuncias que presentan particulares. El gran problema que existe en Jaén, como está ocurriendo en el resto de Andalucía, es que hay locales que tienen la licencia como cafetería, restaurantes, autoservicios, bar o bar-kiosco, pero están ejerciendo como si fueran pubs con posibilidad de tener música”.

El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente ha matizado que “lo que se está pidiendo es que los bares con terraza puedan tener música no está contemplado en la ley; es más, está prohibido por ley, una normativa de la Junta de Andalucía y que es de obligado cumplimiento para el Ayuntamiento”. Márquez ha añadido que “el Ayuntamiento está recibiendo denuncias, como la tan conocida presentada por la Asociación de Vecinos de San Ildefonso, así como denuncias de particulares por la contaminación acústica y de los mismos pubs. Es más, yo he sido testigo en la Gerencia de Urbanismo de episodios de mucha tensión entre propietarios de bares y pubs por competencia desleal. Los pubs han tenido que hacer una importante inversión para insonorizar sus locales y acondicionarlos para la respetar la normativa y de pronto veían como otros establecimientos ponían música, produciendo contaminación acústica y molestias a los vecinos”.

Javier Márquez ha afirmado que “básicamente lo que buscaban algunos hosteleros es tenerlo todo: terraza y música, pero la normativa de la Junta de Andalucía lo prohíbe. El Ayuntamiento actúa, simplemente, porque existe una infracción y porque existe esa ley que es de la Junta de Andalucía. Si la Junta de Andalucía cambia la normativa, se acabarían estos problemas”. El edil de Urbanismo y Medio Ambiente se sorprende porque “quien tiene capacidad para cambiar esta ley es el Parlamento de Andalucía, la Junta de Andalucía y yo no se porqué los tiros vienen para el Ayuntamiento. El Consistorio lo que va a hacer es ayudar a todo el mundo respetando el marco de la ley, ahí tienen nuestra colaboración; lo que no podemos hacer es auxiliarlos para bordear la normativa. Eso no lo vamos a hacer, para eso que no nos busquen”.

Márquez ha resumido diciendo que “en definitiva, el conflicto existe porque hay locales que quieren música, pero entonces tendrían que renunciar a las terrazas, eso no les interesa. Si quieren mantener la terraza tendría que mantener su actividad acorde a su licencia, esto tampoco les interesa. Ahí esta el problema”. En cuanto al motivo de las denuncias, el concejal responsable ha recordado que están motivadas por “incumplimiento de los horarios de cierre, por contaminación acústica, por servir bebidas en la vía pública y por ejercer una actividad para los que no tienen licencia. Es un tema bastante antiguo que se repite en todas las ciudades y pueblos de Andalucía”. El edil responsable ha declarado que “la ley del Oeste se acabó hace siglos, nosotros tenemos una legislación de obligado cumplimiento que hay que defender. Cuando se están defendiendo unos intereses privados y legítimos hay que tener en cuenta que se están perjudicando intereses de otras personas. Por eso hay que buscar un equilibrio; por ejemplo, los bares con música están perjudicando a los pubs”