Publicidad

JAÉN.- El PSOE de Jaén ha solicitado por escrito al Consejo Económico y Social de la ciudad (CES), que el posicionamiento del grupo municipal socialista sobre el tranvía sea escuchado y tenido en cuenta en el informe que el alcalde ha solicitado sobre el transporte. La portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, María del  Mar Shaw, considera que si el órgano consultivo toma en consideración la petición del alcalde, su informe no estará completo hasta que sean oídas todas las partes, tanto grupos de la oposición como el resto de instituciones implicadas en esta inversión.

“El grupo municipal socialista estima imprescindible que el CES como consultivo, al que respetamos y conocemos de su profesionalidad y capacitación técnica, conozca también nuestro punto de vista sobre el tranvía, queremos explicar el por qué se hizo, cómo concebimos su explotación y, sobre todo, que este transporte formaba parte de un plan de movilidad sostenible beneficioso para la calidad de vida de los jiennenses y enriquecedor para la ciudad, lo que justifica su viabilidad”.

Shaw cree que, además, el PSOE tiene derecho a conocer y reclamar “todos los documentos que bajo una cláusula de confidencialidad el alcalde no quiere aportar a los concejales, como el informe completo de Ferrocarriles de Cataluña que en su día se usó por el PP para decir que el tranvía se paralizaba cuando hemos conocido que lo que recogía era que el transporte tenía luz verde para ser puesto en marcha”. Para la portavoz, “la Ley no estima confidenciales para los grupos de la oposición estos documentos y otros del Ayuntamiento, y entiendo que si el alcalde pide a un órgano consultivo que haga un trabajo riguroso, este informe, de tenerlo completo, que hasta ahí entendemos que debe estarlo cuando se tomó una decisión tan drástica apoyándose en él, debe ser aportado a la institución, y de no contar con él, el CES debe reclamarlo o certificar que falta en sus conclusiones”, señala. Asimismo el PSOE cree indispensable que, de iniciarse la tramitación de este informe, tanto la Junta como Ferrocarriles de Cataluña, cuyo silencio blindó el alcalde con una cláusula de confidencialidad previa a la redacción del estudio de viabilidad, sean también oídas.

La portavoz cree que lo que el alcalde debería haber hecho en su día es haber acudido al CES a consultar la viabilidad del tranvía y lamenta que lo que quiera hacer dos años después de paralizarlo a pesar de los informes favorables es “pretender de un órgano técnico un acto de fe, con documentación sesgada, en el que lo que menos le importa es el tranvía, ya que lo que quiere es salvaguardar su reputación por aquella decisión de pararlo”. Shaw pide a De Moya “que tenga valentía y que ponga sobre la mesa del CES toda la documentación”.