Publicidad

JAÉN. El PSOE pide al alcalde, José Enrique Fernández de Moya, que no ponga “más paños calientes ridículos” y aporte soluciones a la compleja situación en la que se encuentra el colegio público “Jesús y María”, atrapado en las paralizadas obras de La Alameda. El secretario general del PSOE de Jaén y candidato a la alcaldía, Manuel Fernández, ha mantenido hoy un encuentro a primera hora de la mañana con padres de alumnos coincidiendo con la entrada al centro de los escolares.

Los padres han pedido a los socialistas que comprobasen in situ cómo transcurre a diario la entrada y la salida del centro al estar cerrado el acceso por La Alameda y cómo las tres salidas posibles en caso de evacuación por emergencia desembocan sin remedio en la estrecha calle Agustina de Aragón. Además, ésta sería la misma y única vía por la que estos momentos podrían acceder al centro los efectivos necesarios en caso de que se produjese algún incidente. Esta circunstancia ha sido debatida incluso en el seno del consejo escolar porque son muchas las familias preocupadas porque las obras están paralizadas y suponen por ello un riesgo mayor.

“Los padres muestran su lógica preocupación por que los trabajos no se reanudan a pesar de los anuncios del alcalde y el colegio es, a día de hoy, una ratonera”, dice Fernández. “Hemos mantenido una lógica prudencia como partido en este asunto porque a diario se nos ha contestado diciendo que las obras se retomaban, pero el alcalde no puede trabajar para callar la boca a oposición, tiene que hacerlo para dar soluciones a los residentes, los comerciantes cuyos negocios están afectados por esta circunstancia y que han recogido cientos de firmas como queja y, por supuesto, a los padres, alumnos y profesores de este centro, quizá lo más prioritario”. Manuel Fernández señala que los padres están también disconformes con la fórmula de acceso y salida del centro cada día, de tal manera que los autobuses escolares deben parar forzosamente en la calle Adarves Bajos y que los niños recorran a pie y solos los más de 100 metros que les separan del centro, entre el tráfico y los coches de otros padres que acuden en sus vehículos a dejar a sus hijos en este colegio.

“No nos cansaremos de pedir a las autoridades educativas que presionen al Ayuntamiento para que con celeridad dé una solución a esta situación que los padres nos trasladan y pedimos al alcalde que de recibir a los miembros de la comunidad educativa del “Jesús y María”, que les han pedido una reunión, sea para darles una respuesta cierta y no marearles la perdiz, porque llevamos un mes oyendo a diario que las obras se reanudan y la gente no tiene la misma paciencia que el PSOE para soportar estos anuncios vacíos”, dice el candidato.  Asimismo, el dirigente señala que los padres “quieren del alcalde que emplee la misma celeridad en garantizar unos accesos dignos y seguros al colegio Jesús y María que la que ha tenido con otras obras que hace unos meses afectaron a otros centros de la capital”.