Publicidad

JAÉN.- La Guardia Civil ha detenido a cinco personas como presuntas autoras del homicidio de un anciano y de las lesiones producidas a su hermana como consecuencia de la paliza que les propinaron mientras que les robaban en su domicilio de la localidad jiennense de Torredelcampo. Se trata de cinco hombres de nacionalidad rumana, con edades comprendidas entre los 19 y los 33 años, vecinos de Ricla (Zaragoza), a los que se les imputan los delitos de homicidio, lesiones y robo con violencia e intimidación.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 3 de la madrugada del día 31 del pasado mes de enero, cuando los ahora detenidos accedieron al interior del domicilio de los hermanos con intención de robarles, para lo que les amenazaron y agredieron, pero consiguiendo sustraerles 300 euros en metálico y diversas joyas. A causa de la violencia empleada y como consecuencia de las graves lesiones ocasionadas, el anciano, de 87 años de edad, falleció, quedando su hermana, de 82 años, con lesiones de diversa consideración. De hecho, tres días después de lo sucedido alguno de los agresores llevaba la marca de haber golpeado a los ancianos. Ella terminó con la mandíbula fracturada y el fallecido. La agresión fue salvaje.

Las investigaciones llevadas a cabo para esclarecer lo sucedido de forma coordinada por agentes de las Comandancias de la Guardia Civil de Jaén y Zaragoza, dieron como resultado la identificación de los presuntos autores de estos hechos, cinco vecinos de Ricla que, con motivo de la campaña de recogida de aceituna, habían residido temporalmente en Torredelcampo, en un domicilio contiguo a la vivienda asaltada, lo que les permitió conocer a las víctimas. En la inspección ocular llevada a cabo por los investigadores en la vivienda en cuestión, se localizó un guante ensangrentado. Posteriormente en el registro domiciliario de Ricla se encontró la pareja del guante, también ensangrentado lo que muestra la garantía de que fueron ellos los ladrones y asaltantes.

La detención se produjo sobre las 6 de la tarde del pasado día 2 de los corrientes. Agentes de la Guardia Civil seguían a los  presuntos autores de estos hechos,  cuando con la colaboración de miembros de la Policía Nacional que estaban realizando un control de seguridad ciudadana en la capital zaragozana, fueron interceptados con las joyas encima ya que  pretendían venderlas. Tras la detención de dichos individuos se ha procedido al registro de sus domicilios, donde se han recuperado diversos efectos de otros robos y el guante compañero al localizado en el domicilio de las víctimas de Torredelcampo.