Publicidad

JAÉN.- Tras cumplir su periodo de suspensión (alargado una semana más tras la no disputa del choque en Cádiz), Fran Miranda vuelve a la lista de disponibles de cara al choque que esta semana el equipo disputará frente al CP Arroyo. En opinión del medio, el conjunto está adquiriendo nuevos automatismos, con una disposición inmejorable, y la firme convicción de mejorar unos registros insuficientes en lo que se lleva de 2015. Asume que la presión por crecer es un elemento que debe ser asimilado como aliciente de cara a la segunda vuelta: “Hicimos buenas fases de juego, pero hay que alargarlas noventa minutos. Hay que buscar la regularidad, y en eso trabajamos. El equipo intenta dominar, ser protagonista. Con el cambio la gente aprieta más, empieza desde cero. Todo cambia, mentalidad nueva, y dispuestos a sumar. Puede que los compañeros tengan ventaja por estar fuera por sanción. Se ha hecho largo, pero ya estoy a disposición. Todo el que venga a sumar será bienvenido. Da igual que posición se refuerce, la clave es mejorar en lo colectivo”.

Sobre los objetivos que tienen a corto plazo es claro. “¿Difícil? Para eso estamos. Cuando las cosas van mal, hay que dar lo mejor de uno mismo. Ser valiente, tener personalidad, y ser más fuerte aún. Esto está claro, el que no valga, que se vaya. No pensamos en posiciones ahora mismo. Ojalá estuviésemos en el punto de rozar el primer o segundo puesto. Estamos donde estamos, y en lo que pensamos es en el domingo. Sólo estamos concentrados en ganar. Ahora mismo nuestra situación necesita mejorar. Sólo cabe trabajar para que el domingo ganemos los puntos. Si nos volvemos locos, no hacemos nada. Ahora toca ganar tres puntos que nos van a dar la vida a todos, a la afición y a nosotros”.

Y echa la vista atrás para ver lo que llevan de temporada. “No miramos la clasificación, pero tenemos claro que hay que ir para arriba con el objetivo de meterse cuanto antes en posición de play off. No hemos empezado 2015 con buen pie. Acabamos el año pasado en Cartagena, con un buen partido, pero empatando en el último minuto, y a la vuelta la cosa no ha acabado de arrancar por un motivo u otro. Hay que centrarse en el presente. Es cierto que hemos sacado pocos puntos, pero somos optimistas. La gente está muy enchufada, estamos trabajando bien. Por muy duro que sea ahora, tenemos que ser positivos. Con esa disposición siempre se trabaja mejor”

Pleno de confianza y seguridad en la mejora de un equipo que apunta como meta los tres puntos en juego el próximo domingo. Así se ha mostrado Jaime Astrain en su comparecencia de prensa de hoy. El central hace un ejercicio de autocrítica importante, señalando la responsabilidad de una plantilla que debe convertirse en eje del cambio de dinámica. A juicio del defensa, sólo cabe pensar en la victoria: «Tengo esa confianza que me da el míster, espero seguir respondiendo y que siga apostando por mí. Cualquier profesional debe tener siempre la máxima motivación, luchar y trabajar al máximo, esté quien esté. Ahora hay otra opción para todos para luchar por los puestos. Es el cambio de chip que toca en estos casos. Cuando la situación no acompaña, el primer cambio que llega es el del entrenador. En estos momentos de nueva etapa hay que morder, pelear por no soltar ese puesto. Ya no hay excusa, no tenemos escudo. Somos los primeros que tenemos que responder y dejarnos de tonterías y “peros”, toca dar la cara. No puede ser que hagamos buenas primera partes y que desconectemos después. No podemos pensar individualmente, eso no nos lleva a ningún sitio. Toca hacer autocrítica, lo importante es el equipo. Si no se trabaja duro, esto no sale adelante”.