Publicidad

JAÉN.- El Secretario General de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, ha reclamado nuevos incentivos para fomentar la contratación del seguro agrario. Lo ha hecho en un acto de entrega de indemnizaciones por siniestros en el olivar, por valor de 1.192.000 euros (representamos el 3% del total en Andalucía), en el que ha estado acompañado por el delegado de Agricultura en Jaén, Julio Millán. Agustín Rodríguez ha vuelto a destacar la importancia que tiene el seguro agrario frente a cualquier tipo de adversidad climatológica, en este caso de pérdida de cosecha como consecuencia de la sequía. “Es el único instrumento que tenemos frente a estas adversidades que nos acompañan campaña tras campaña. Por eso, tengo que hacer hincapié en la necesidad de asegurar las cosechas, porque es la única garantía de mantenimiento de la renta”, afirmó.

Los datos de contratación, no obstante, siguen siendo muy bajos. El porcentaje de aseguramiento en superficie en Jaén asciende al 13%, con 75.500 hectáreas contratadas, muy poco todavía, de las que fueron siniestro 47.000, con un montante total de 32 millones de euros en indemnizaciones. En Andalucía, incluso, es un poco menos, de un 10% de aseguramiento, con una superficie contratada de 147.000 hectáreas y una superficie siniestrada de 93.700 hectáreas, con unas indemnizaciones totales de 61 millones. “Estamos muy lejos de lo que realmente debería ser un seguro que garantizara las rentas al medio rural”, añadió Agustín Rodríguez.

Por ese motivo, UPA-Andalucía lanza un mensaje muy claro. Por un lado, la importancia de asegurar como único mecanismo que garantiza rentas mínimas a los agricultores y ganaderos. Por otro, vistos los datos de contratación, que siguen siendo muy bajos y prácticamente no se han movido casi en los últimos diez años, “ha llegado el momento de poner en marcha otro tipo de mecanismos, por ejemplo, que la contratación del seguro agrario puntúe en cualquier convocatoria de ayudas. Esto se hizo ya en las ayudas por heladas. Entonces era condición obligatoria la contratación para tener acceso a esas ayudas”, reclamó Agustín Rodríguez.

UPA-Andalucía apuesta por el seguro, por entender que es viable y que funciona razonablemente, por lo que seguiremos incentivando la contratación al ser el único mecanismo que permitiría paliar las situaciones de renta al agricultor y en el conjunto de la economía del medio rural. Y para ello, consideramos que debe haber una mayor conciencia como empresarios agrícolas de contratar el seguro. “Es un seguro razonablemente asequible y rentable, puesto que un kilo de aceituna cuesta asegurarlo 3 céntimos de euro y, finalmente, el precio de la aceituna siniestrada es de 36 céntimos de euro. Entonces, entendemos que falta conciencia profesional, de ahí que se tiene que dar el paso en la dirección de incentivar la contratación mediante la línea de ayudas o que formara parte de la condicionalidad, máxime cuando hablamos de un cultivo que no tiene techo ni puertas, por lo que es un cultivo de más riesgo”, concluyó Agustín Rodríguez.