Publicidad

JAÉN.- Sobre las once y media de la mañana se localizada el cadáver de Pablo Gómez desparecido, ayer tarde, mientras practicaba parapente. Desde anoche, decenas de voluntarios y Cuerpos de Seguridad, buscaban a este joven, de 24 años, que saltó con un amigo desde el pico de Jabalcuz. Al poco tiempo de comenzar el vuelo se perdió el rastro de Pablo y su compañero prosiguió su camino. Es ahí cuando se dio la señal de alerta. Durante toda la noche, decenas de voluntarios junto con Guardia Civil y Bomberos trabajaron, intensamente, buscando a Pablo y su parapente, blanco y pistacho, aunque sin resultados positivos.

En parte, por la nula visibilidad y, también, porque había caído sobre la otra ladera de Jabalcuz. Esta misma mañana, se incorporaban a las labores de búsqueda 135 voluntarios, particulares y de Protección Civil, que terminaban la búsqueda sobre las 11.30 de la mañana. Ya habían localizado a Pablo. En este caso, en una zona conocida como Solana de Jabalcuz. Fue uno de los grupos de búsqueda quien lo localizó sobre un risco. Sobre las doce y treinta minutos de la mañana  llegaban los bomberos de Jaén y Córdoba para proceder al rescate, aunque estos últimos dejaron la recuperación del cuerpo, al estar ya localizado, al cuerpo jiennense. La zona era muy escarpada y la subida era bastante complicada. Una  hora más tarde llegaba el  forense para certificar el fallecimiento. Las primeras hipótesis, habrá que esperar a la autopsia que se realizará el día de mañana, señalan que la muerte se produjo por una hipotermia ya que no podía moverse debido a las heridas causadas por la caída. Pablo era un chico muy conocido en Jaén amante del deporte y monitor de Acrobalia. Además, su padre, Asenso Gómez, es vocal de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Ciudadanos por Jaén y había sido gerente del patronato de Deportes y su madre trabaja en el Asuntos Sociales.

 

*Actualizaremos a lo largo de la tarde