Publicidad

JAÉN.- El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP), ha reivindicado la apuesta decidida del ayuntamiento por el casco histórico de la ciudad que se ha traducido en más de ocho millones de euros de inversión a lo largo de la legislatura. Esta cantidad es el resultado de sumar pagos de facturas pendientes y la puesta en marcha en estos años de «importantes medidas vinculadas al casco antiguo» de la capital, según ha indicado el alcalde en una rueda de prensa en la que ha subrayado que esas actuaciones se han producido «a pesar de la ruina heredada» del anterior equipo de gobierno de PSOE e IU. Entre otros ejemplos, ha puesto los casi tres millones de euros que ha tenido que pagar el equipo de gobierno de la plaza de Santa María. Que aunque fue en época socialista cuando se realizaron las obras «estos las dejaron sin pagar», ha señalado Fernandez de Moya. También el millón de euros en el asfaltado y acondicionamiento de varias calles o la construcción de dos promociones de viviendas.

El PSOE califica de “insulto” a los vecinos del casco antiguo que el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, convierta el plan de pago a proveedores en un sumando de la inversión para el mantenimiento de la zona, un ejemplo de “quien inventa para tapar un año en blanco” en la atención a los barrios. La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, María del Mar Shaw, explica que si ha habido un mandato más nefasto para el mantenimiento urbano en el casco antiguo ese ha sido el de Fernández de Moya. Del mismo modo lo anima a que “aunque sea ahora porque llegan las elecciones”, vuelva a visitar los barrios “que no pisa desde hace cuatro años para venderles que pagar facturas a comerciantes es la inversión que propuso para sus calles. Es mezclar churras con merinas porque no hay gestión que vender”, se lamenta la edil.