Publicidad

JAÉN.- El PSOE de Jaén pide al alcalde “que deje de marear la perdiz” y muestre cuanto antes el estudio completo de Ferrocarriles de Cataluña (FGC) que manejó y ocultó convenientemente en 2013 para decir que el tranvía era inviable y que dos años después se ha descubierto a través de los medios de comunicación que decía todo lo contrario. Los socialistas lo animan a que lo deposite ante notario, así como el expediente de su tramitación y las facturas de los 150.000 euros que costó, fuese pagado por cuenta municipal o por la consultora a la que se pagaba también desde el Ayuntamiento.

La vicesecretaria general del PSOE de la capital, Mercedes Gámez, ha señalado que Fernández de Moya “tiene ahora un serio problema de credibilidad”. “Debe estar muy acorralado cuando es capaz de publicar en la web del Ayuntamiento toda la documentación que le interesa del tranvía menos,  curiosamente, aquel estudio que en su día encargó personalmente a FGC, que no quiso mostrar en 2013 cuando lo usó como Biblia de su decisión de paralizarlo, y del que este año sabemos que lo que decía es que el tranvía es viable, podía ponerse en marcha y había empresas interesadas en él”, sostiene. La dirigente considera “bochornoso” que De Moya “esté tapando que no tiene  el único obús con el que enterrar esta polémica que lo ha dejado en evidencia por jugar con 120 millones de euros de inversión, que no es otro que el trabajo hecho por Ferrocarriles de Cataluña. Queremos leerlo de la A a la Z”, ha señalado Gámez, parafraseando a De Moya.

“Es muy revelador que el estudio de la discordia, el que un día le sirvió para bajar a 116.000 jiennenses del tranvía, no aparezca por ningún sitio. Ni lo muestra en vivo ahora ni lo mostró en diferido hace 2 años. El asunto es que ya no nos quedan dudas de que mintió sobre este transporte y sus posibilidades porque lo que ha podido enseñar dos años después deja claro que el tranvía puede funcionar”. Para Gámez “es patético ver a un alcalde desesperado en rebatir su propio informe, el que encargó a la empresa y que costó 150.000 euros”, un precio “que no valen los dos folios que a la desesperada ha podido enseñar de él pensando que la opinión pública se lo tragaría. Como él mismo dijo ‘el que miente, a la calle’. Y ya no quedan dudas entre la ciudadanía de que dos años después montó a las mentiras en el tranvía para bajar a los vecinos de él”, sostiene.  La vicesecretaria del PSOE de Jaén cree que De Moya “seguirá siendo un alcalde mentiroso y sin palabra” hasta que no enseñe el estudio completo de FGC “que ha encendido todas las alarmas de su engaño”.