Publicidad

JAÉN.- Como suele ser habitual en Jaén, ni Ayuntamiento ni Junta se ponen, ni siquiera, de acuerdo en una sentencia judicial. Algo que empieza a ser de nota en la ciudad. Y, ahora, todo, por las ayudas a domicilio y sobre quien recae la competencia de poner el dinero para prestar este servicio. Para la Junta de Andalucía el Juzgado Contencioso Administrativo, número 3, de Jaén le ha dado la razón y revoca el Decreto promulgado por el Ayuntamiento de Jaén para renunciar a la prestación de ayuda a domicilio para los ciudadanos de la capital. Señalan desde la administración autonómica que así se establece en la sentencia judicial en la que se indica que “el Ayuntamiento de Jaén no puede abandonar las funciones que legalmente le corresponden en la prestación de este servicio y que, al hacerlo, falta al cumplimiento de la normativa vigente y deja totalmente desprotegidos y en precario a los ciudadanos que demandan y necesitan esta protección social”. En el pronunciamiento judicial, se señala que al dejar de prestar este servicio, se pueden crear “situaciones de preocupación y alarma entre los ciudadanos y sus familiares”. Igualmente, en los fundamentos jurídicos del auto, se recogen las distintas normativas que afectan a las competencias en el desarrollo del servicio de ayuda a domicilio como prestación reconocida en la Ley de Dependencia y se reitera que “la baja y abandono del servicio de Ayuda a Domicilio en el marco de la Ley de Dependencia es contrario a derecho, por lo que el decreto municipal impugnado no es ajustado a Derecho”. Además, la sentencia judicial impone el pago de costas al consistorio de Jaén.

El ayuntamiento, sin embargo, asegura que  esta sentencia “es muy aclaratoria y nos deja muy satisfechos ya que la Justicia obliga a la Junta de Andalucía a establecer un nuevo convenio para la prestación del servicio de Dependencia, ya que además señala que el Ayuntamiento denunció en tiempo y forma el convenio que estaba vigente. Así lo dice la sentencia «Por lo tanto, dado que el Ayuntamiento formuló la denuncia expresa del convenio mediante escrito fechado el 1/10/13, y se remitió a la Junta de Andalucía por medio de la empresa de mensajería Uní Post, recepcionándose el día 3/10/13, la denuncia se presentó en plazo’”. Pero claro, una cosa es que la denuncia se presente en plazo y otra que se gane. Y si el consistorio paga costas, por algo será.

Este enfrentamiento judicial se remonta a cuando  la Consejería presentó un recurso contencioso administrativo contra el decreto del Patronato Municipal de Asuntos Sociales de Jaén, que ahora queda derogado, al entenderse desde la Administración autonómica el grave perjuicio que la decisión del Ayuntamiento de Jaén suponía para las 429 personas beneficiarias de la ayuda a domicilio, en su mayoría con grados de dependencia severa y gran dependencia.