Publicidad

JAÉN.-  Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer por presentar una denuncia falsa. Alegó un falso robo con violencia para ser indemnizada por el seguro del hogar. La denuncia se interpuso en esta Comisaría, en la que la detenida, denunció el haber sufrido un robo con violencia cuando se encontraba caminando por la calle Fermín Palma en dirección al Parque de la Victoria, momento en el que sintió un fuerte empujón por la espalda, provocando que cayera al suelo, sustrayéndole de un fuerte tirón el bolso que portaba, aportando únicamente que se trataba de un individuo vistiendo ropa oscura y capucha. Los investigadores dudaron de la veracidad de los hechos relatados, por lo que una vez abiertas las investigaciones por los agentes, se citó a la denunciante al respecto de saber como ocurrieron los hechos, la cual declaró la falsedad de los mismos con el fin de cobrar la indemnización del seguro, procediendo a su detención por una simulación de delito y tentativa de estafa.

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por el Grupo de Delincuencia Urbana perteneciente a la UTO de Policía Judicial de esta Comisaría. Por este motivo desde la Policía Nacional se quiere advertir de estos casos fraudulentos ya que velando por la seguridad de sus ciudadanos toda denuncia procesada en la Oficina de Atención al Ciudadano es investigada para esclarecer los hechos delictivos y proceder a la identificación y detención de los presuntos autores. Ello conlleva el tiempo dedicado a la investigación por parte de la policía, así como un despliegue de medios humanos, materiales y económicos que repercuten directamente a los ciudadanos. Una vez finalizadas las labores policiales que ponen al descubierto la falsedad de la denuncia, se procede a la detención y reseña policial de los presuntos autores.

La detenida pasó a disposición de la autoridad judicial, así como los gastos derivados de la investigación, que supuso el empleo de recursos humanos y materiales que fueron destinados de las funciones de prevención y represión del delito, encomendadas al Cuerpo Nacional de Policía, generando un perjuicio a los ciudadanos y a la Administración Pública al tratarse de una denuncia falsa.