Publicidad

JAÉN.- Más de 130 corredores participaron en la IV edición de la Carrera Urbana La Legua Urbana, una carrera nocturna que abre el calendario provincial de cada año y que se está convirtiendo en todo un clásico dentro del panorama de pruebas atléticas, ya que al celebrarse unos días con anterioridad a la San Antón de Jaén sirve como preparación para los atletas participantes en la carrera de la capital. De hecho, los ganadores confirmaron su presencia en la prueba de Jaén. Esta carrera urbana tiene como objetivo, además de estar dentro del programa de pruebas a nivel provincial, poder abrir a los participantes y a las decenas de acompañante los atractivos turísticos de esta prueba, ya que en su recorrido, de caso cinco kilómetros discurre por una ruta turística de la ciudad de la Comarca Norte de
Jaén, desde los pies de su castillo, hasta el molino medieval, pasando por las calles más tradicionales y atractivas con casonas y rincones dignos de ser visitados.

La valoración ha sido muy positiva por parte de todos los corredores que se sumaron a esta cuarta edición y por parte de los organizadores, así como de los cientos de ciudadanos que se echaron a la calle para ver el discurrir de los participantes, dándole un color a la fresca noche de la ciudad de Sierra Morena. Al final, se cerraba la prueba con la degustación de un caldo “caliente” que sirvió de bálsamo para los corredores a su llegada a la plaza del Ayuntamiento.