Publicidad

JAÉN.- Aún quedan más de cuatro meses para las elecciones pero ya hay polémica de por medio. El pasado 30 de diciembre concluyó, sin previo aviso ni publicidad institucional, el plazo para que los españoles que viven en otros países se inscribieran en el Censo Electoral de Residentes Ausentes. Esto va a provocar que de los más de diez mil jiennenses residentes en el extranjeros muchos de ellos no puedan ejercer su derecho al voto en las municipales de mayo. Esta traba se une ya a la complicación de hacerlo cuando vives fuera de las fronteras españolas, ya que hay que estar, primero, en este censo, y después, confirmar que quieres votar, algo que se hace en los consulados españoles por el mundo. Aunque este trámite hay tiene que hacerse de manera presencial lo que implica, a veces, grandes desplazamientos dentro de un país lo que imposibilita a muchos el hacerlo.

“Existe una marea granate que son las personas que se han ido del país por las condiciones laborales. Un descontento de jóvenes formados que han tenido que irse fuera y se les quiere cerrar el paso a estas mareas. Una manera es prohibiéndoles votar en las municipales de mayo”, señala Pío Zelaya, responsable del Proceso Electoral en el Comité Electoral municipal del PSOE. Y aunque queda más de 180 días para esta cita electoral hay problemas peores. “No es tanto el tiempo que queda sino la alevosía y nocturnidad con la que se ha hecho. Normalemten se avisa con tiempo y con plazo y esta vez nos hemos enterado cuando estaba ya casi cerrado el plazo. Son gente afectada por los recortes, por la política del gobierno, por las medidas económicas del PP que se les niega el voto”, subraya Zelaya.

Mucha desinformación que va a resultar perjudicial para los jiennenses que quieran ejercer su derecho al voto.  Porque, además, muchos de los que han partido en los últimos cuatro años, no están ni inscritos en los consulados ya que se espera que este viaje de ida sea, también de vuelta, cuando mejoren las condiciones económicas y laborales del país. La imposibilidad de emitir el voto no afectará a quienes consten como residentes temporales (ERTA), para los que se abrirá un plazo extraordinario en abril.