Publicidad

JAÉN-. Un total de 12.922 estudiantes jiennenses de 88 centros de enseñanza se benefician durante el curso escolar 2014-2015 del Programa de Alimentación Saludable en la Escuela, que desarrolla la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en colaboración con la de Educación, Cultura y Deportes. “Este programa de la Junta de Andalucía, dirigido al alumnado de Primaria, tiene como objetivo favorecer la adquisición de competencias para alcanzar una alimentación sana y equilibrada, además de fomentar la práctica de actividad física de los menores con actividades desarrolladas en el entorno escolar, actuaciones con las familias y el profesorado”, ha destacado la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez.

Recursos didácticos, materiales y asesoramiento metodológico son algunas de las acciones incluidas en el marco de esta iniciativa, donde el profesorado de cada centro es el responsable de realizar las actividades propuestas de manera transversal en el currículo educativo, aunque cuentan con la colaboración de profesionales sanitarios. El Programa de Alimentación Saludable en la Escuela se compone de cuatro unidades didácticas, que tratan sobre los alimentos como fuente de nutrientes, la pirámide de la alimentación, las “chuches” y el desayuno, junto a otra sobre el fomento de la actividad física. Todo este material está disponible en formato interactivo en la web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

La Junta de Andalucía pone, también, a disposición de los centros escolares que participan en este programa otros recursos complementarios, como es la página en Internet de “Comedores Saludables” (www.comedoressaludables.org), donde se ofrece información y consejos sobre menús, la programación de las comidas e incluso un servicio de consulta sobre la calidad de los alimentos, así como la solución de dudas sobre alimentaciones especiales como las que tienen que seguir personas diabéticas o celíacas, entre otros. El principal objetivo de este portal, que constituye la vía de entrada al programa “Comedores Escolares”, es que los menores reciban los alimentos en cantidades adecuadas y combinaciones correctas, además difundir hábitos nutricionales sanos.

Este programa ofrece también información sobre las pautas de alimentación más adecuadas según los distintos grupos de edad, consejos sobre actividad y ejercicio físico, recomendaciones para evitar el exceso de peso y la obesidad o para medir el índice de masa corporal. Incluye algunas aclaraciones sobre los errores más frecuentes en la alimentación infantil, como la introducción de la leche de vaca antes de los 12 meses o la ingesta abusiva de zumos envasados, cereales azucarados y bollería industrial.