Publicidad

JAÉN.- La delegación territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha vuelto a requerir a la empresa FCC-Medio Ambiente, S. A., concesionaria del servicio de gestión de residuos municipales, la presentación de la documentación necesaria sobre la situación y actuaciones a ejecutar en la planta de compostaje y vertedero de la capital, cuyo propietario es el Ayuntamiento de Jaén. Tal y como ha informado el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Julio Millán, se le han realizado tres nuevos requerimientos para la subsanación de defectos en el proyecto de clausura y sellado del vaso número 2 y anexo; la aportación de informes analíticos y la presentación de un estudio hidrológico.

El delegado ha recordado que el pasado mes de octubre ya se le requirió a la concesionaria para que en el plazo de un mes aportara el documento de clausura y sellado del vaso número 2 y anexo. En dicho escrito se hacía referencia expresa a que el proyecto debía incluir los documentos y acciones necesarios para que quedasen definidas las obras para proceder a su clausura y sellado, como los planos del conjunto y detalles constructivos, mediciones, pliego de condiciones y presupuesto o el cronograma de ejecución de las obras, entre otros. “El documento recibido carece del contenido técnico necesario y está sin firmar; tiene el valor de borrador por lo que en modo alguno sirve para la finalidad requerida”, ha señalado el delegado.

Del mismo modo, la delegación territorial instó en octubre a la empresa a instalar un total de nueve piezómetros en la planta de compostaje y vertedero de Jaén capital. En este sentido, Julio Millán ha explicado que aunque la empresa asegura haber instalado dichas piezas, “no ha aportado los informes analíticos exigidos, lo que nos impide corroborar si se está produciendo un daño medioambiental, el grado de afección o valorar si es preciso implantar medidas adicionales para evitar los efectos contaminantes si los hubiera”.

En ambos requerimientos, la concesionaria tiene un plazo de diez días desde el día siguiente de la recepción de la notificación para dar respuesta a los requerimientos de la consejería. “Esperamos tener respuesta satisfactoria para que se pueda dar una solución a los problemas del vertedero”, ha comentado el delegado, quien ha precisado que de lo contrario, la Delegación tendrá que actuar y tomar medidas establecidas en la normativa vigente, como el encargo de la redacción del proyecto de clausura y sellado que deberá ser costeado por la empresa o la toma de muestras, elaboración de informes y adopción de las medidas correctoras que se estimen necesarias, entre otras.

Por último, la Delegación Territorial también ha solicitado la presentación en el plazo de un mes de un estudio hidrogeológico completo del grado de afección de las aguas subterráneas y superficiales, tras la detección de elementos clasificados como sustancias peligrosas (Real Decreto 50/2011 de 21 de enero sobre las normas de calidad ambiental) como mercurio o plomo.