Publicidad

POZO ALCÓN.- Más de 300 vecinos participaron este sábado en la obra de teatro que recrea un «acto mágico» por el que el niño Jesús nació en esta aldea de Pozo Alcón (Jaén) en lugar de hacerlo en el tradicional portal de Belén. Ha sido el décimo año que ocurra este «milagro» y, por eso, para celebrar el aniversario, se han preparado también actividades paralelas. Así, como en los dos últimos años, volvió a desarrollarse el sábado anterior a la Navidad, según informó a Europa Press el director y autor del guión original, Sebastián Bonill. Fue a partir de las 17,30 horas, cuando empezó a caer el sol, de modo que la entrada de la noche acentuó el «impresionante» montaje de luz que apoya la representación.

El escenario natural de unos 2.000 metros cuadrados aprovecha la propia morfología del terreno, en una rambla, para situar la trama en la zona baja, mientras que el público, desde arriba, sigue la historia. Bonill remarcó este aspecto, precisamente, como una de las señas de identidad que diferencian al Nacimiento de Fontanar con respecto a otros belenes vivientes que en estas fechas hay en distintos puntos del país: Los personajes no permanecen estáticos, sino que participan en una representación.

Durante la actuación, se narra una «especie de milagro mágico» por el que María y José van camino de Belén para empadronarse y de pronto, no se sabe por qué, aparecen en Fontanar. Por ello, junto a personajes ataviados con ropas de la Palestina de hace más de dos mil años, aparecen otros con vestimentas propias de la zona, aunque no actuales, sino de dos generaciones atrás. Y es que, además de celebrar la Navidad, se pretende «rescatar antiguas tradiciones», ya que algunas «se están perdiendo». Una vez finalizada la representación, que organiza el Ayuntamiento de Pozo Alcón con la Asociación Cultural el Nacimiento de Fontanar, los espectadores entraron en el escenario y disfrutaron aún más cerca de las tradiciones que se acogen diversos puestos, probaron los productos típicos, censarse o escribir la carta a los Reyes Magos.

Unas 3.000 personas visitaron esta representación, de hecho, hubo  autobuses que llegaron de varios puntos de las provincias de Jaén, Granada y Almería.