Publicidad

JAÉN.- La Guardia Civil de Baeza ha detenido en Ibros a un hombre de 41 años, como presunto autor de cuatro delitos de robo, cometidos en el interior de viviendas de esta localidad. Los robos fueron cometidos en viviendas utilizadas como segunda residencia, ubicadas en el centro de este municipio. El autor de los robos accedía a las viviendas por los balcones, una vez dentro sustraía cualquier objeto de valor y fácilmente transportable, abandonado las viviendas por la puerta de acceso. Una de estas casas la llegó a incendiar antes de abandonarla. Para la detención se puso en marcha un dispositivo especial en el que intervinieron componentes de la Guardia Civil tanto uniformados como de paisano, con vehículos camuflados y apoyados por Componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil.

En otra operación, efectivos de la Guardia Civil de Villarrobledo, dentro del marco de la operación denominada “TRASTIENDA”, han detenido a cinco personas, perteneciente a un clan familiar especializado en cometer hurtos “al descuido” en establecimientos públicos. Se han esclarecido tres delitos de hurto que estas personas cometieron en Villarrobledo, Benicassim (Castellón) y Jaén. Los detenido E.S.P. de 46 años de edad, M.S.C.G. de 42 años, M.S.H.M. de 41, A.G.H. de 37 y A.P.B. de 20, todos ellos de nacionalidad española y vecinos de las localidades
Ciudadrealeñas de Malagón, Villarrubia de los Ojos y Manzanares. A estas personas le constan numerosos antecedentes y detenciones anteriores por la
comisión de delitos contra el patrimonio. Este grupo de personas estaba integrado por un clan familiar, que empleaban a un menor de edad para acceder a joyerías y otros establecimientos públicos, donde llevaban a cabo los hechos delictivos.