Publicidad

JAÉN.- Tras el triunfo por tres goles a uno frente al Lucena CF, el míster Aybar compareció en rueda de prensa para analizar una victoria que acerca al equipo a la cabeza de la tabla. Asume el entrenador la necesaria presión de vencer en su feudo, y destaca el trabajo generado por todo el equipo a lo largo de los noventa minutos. Sobre la situación clasificatoria, tiene claro que la pelea seguirá ajustándose en tiempo y espacio: “Los equipos juegan con la angustia en momentos de dificultad. El equipo ha tenido una gran respuesta frente a eso, cuando peor se puso la cosa, conseguimos hacer gol. Hemos tenido varias opciones de gol claras. El equipo ha seguido buscando la portería contraria, pese a que eso, a veces, contribuye a la estrategia del rival. Esa es la idea con la que este equipo busca ganar los partidos. Hemos generado bastantes más ocasiones que el rival, y más claras. La segunda mitad ha sido un constante de presionar, buscar la espalda y crear oportunidades de gol. Ha sido un rival al que le hemos defendido lejos, restándole profundidad en ataque. Nos han apretado bien por dentro, pero con los más alejados hemos conseguido llegar. Otra forma de jugar”.

El entrenador ha hablado, también, del cambio de hace un mes hasta ahora. “Hace unas semanas había un equipo disparado, y ahora las cosas se vuelven a ajustar. Es muy cambiante. Nos conocemos, sabemos de las estrategias. Los rivales saben que aquí se juega con tensión, pero ni nos hemos quejado, ni nos vamos a quejar. Sabemos de la exigencia de este club, y aquí estamos para cumplir con ella. Los goles generan confianza. Sabíamos de la ventaja, aunque seguía habiendo rival. Fede no sólo hace de cara a puerta, también provoca que otros hagan. En su línea. Siempre que peleas por objetivos y tus rivales fallan, la situación mejora. Las ventajas se eliminan, se escalonan los equipos, y vamos a ver qué sucede al acabar el invierno. Pablo está trabajando como todos, llama a la puerta, se la abrimos, y vemos que funciona. Tenemos la suerte de
escoger entre jugadores que trabajan al máximo”, concluye.