Publicidad

JAÉN/EP.- UGT celebra este viernes en la capital su tercer comité ordinario para hacer un balance a nivel de «gestión sindical» de este año 2014, que ha sido «no bueno» para la provincia, marcado por la «grave crisis económica», que lleva a que Jaén, en opinión de esta organización, «no solo no va a despegar sino que va a caer un poco más en la depresión que ya tenía», y donde no se aprecian «alternativas al único resorte que ya tenía» en materia económica, el olivar.

Así lo ha trasladado, en declaraciones a los periodistas antes del inicio del comité, el secretario general de UGT-Jaén, Manuel Salazar, quien se ha referido a la campaña de recogida de la aceituna actualmente en marcha para señalar que ya «está anunciando» que la provincia no va a desarrollar una recuperación económica este año. Abundando en la actividad agraria jiennense, Salazar ha subrayado que «no hay alternativas al cambio tecnológico que se está produciendo en el campo», de forma que «al entrar una vareadora salen, tristemente, dos jornaleras», según ha expuesto a modo de ejemplo de que «la provincia no se está preparando para buscar alternativas al único resorte que tenía, que es el olivar, que se está mecanizando cada vez más, y hay menos necesidad de mano de obra».

En ese sentido, se ha referido a la «Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de la provincia de Jaén 2013» presentada esta misma semana por el Consejo Económico y Social (CES) provincial para lamentar que «la provincia se está despoblando», y se alcanzan cifras «muy alarmantes» en comarcas como la de la Sierra de Segura, donde «la población mayor supera ya con creces a los jóvenes». Según Salazar, a tenor de lo que se aprecia en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y en los de la Junta, no se ve que «haya novedad, alternativa, un cambio de modelo productivo para este territorio», de ahí que la UGT sea «muy pesimista de que Jaén pueda superar esta situación que está atravesando».

En 2014, no obstante, se han alcanzado «avances» en algunas materias relacionadas con la negociación colectiva de la provincia, según ha valorado el líder de UGT-Jaén, que se ha referido concretamente al caso del convenio del campo, «el más importante» para el territorio jiennense, que «se ha cerrado con buenas perspectivas para los trabajadores». En cambio, se ha quejado de que «en otros sectores como el de la hostelería la patronal sigue enquistada en sus problemas internos y no se acaba de despegar».

De igual modo, Salazar se ha referido a «la situación creada» entre el sindicato y «la Junta de Andalucía y los partidos que la sustentan», PSOE-A e IULV-CA, por su «actitud en relación a UGT» a raíz de la «apertura de expedientes de forma injustificada y como consecuencia de una sobreactuación del Gobierno andaluz en relación a los asuntos que tienen ellos también encima de la mesa», desde el punto de vista del sindicato. De hecho han confirmado el cese o ruptura de las relaciones institucionales con la Junta de Andalucía y los dos partidos que actualmente conforman su Gobierno, ya que se ha iniciado a su juicio una causa general contra nuestro sindicato, basándose en una supuesta “alarma social detectada”, incoando casi
de manera simultánea 39 procedimientos de expedientes de reintegro a UGT A, expedientes que suponen reabrir procedimientos visados, entregados y justificados ante la Junta de Andalucía.

En el Comité Ordinario de UGT-Jaén se analiza también este viernes las novedades orgánicas adoptadas en el seno del sindicato a nivel nacional, que se encamina «hacia una organización más dimensionada en número de cargos y federaciones», de forma que estas últimas van a reducirse de siete a tres, según ha recordado Salazar, que ha subrayado que ello «va a suponer unos cambios orgánicos muy importantes de estructura» del sindicato para que ésta esté más «adaptada a los tiempos que corren, donde los recursos humanos y económicos van a ser más limitados y hay que ser más eficientes y eficaces».

Por otra parte, Salazar se ha referido, a preguntas de los periodistas, a la subida del Índice de Precios al Consumo (IPC) que se ha registrado en noviembre en la provincia de Jaén, que ha sido de 0,4 puntos en relación a octubre, un alza que contrasta con el descenso en 0,1 puntos de los precios registrada en el conjunto de Andalucía y España en el mismo periodo de tiempo. El líder provincial de UGT ha llamado la atención sobre lo «raro» de este hecho porque Jaén está «en la misma situación de depresión que el resto de provincias y el conjunto del Estado», y ha apuntado que «quizá» esta subida obedezca al hecho de que «la campaña de la aceituna haya empezado en noviembre y haya repuntado un poco el consumo, haya incentivado las expectativas de trabajo para muchos jornaleros de la provincia». En todo caso, ha insistido en que «choca que sin tener un despegue» en materia de mejora salarial de los empleados de la provincia, y teniendo en cuenta «la congelación de las pensiones, que afecta a todos por igual independientemente de la provincia donde se resida», se haya producido en Jaén ese «repunte de la inflación» en relación al resto de Andalucía y el Estado.