Publicidad

JAÉN.- Era una columna inmensa. Se divisaba prácticamente desde todos los lugares de la ciudad. Sobre las 17 horas todo eran alertas. Humo muy negro vertical de más de veinte metros de altura. Aunque todo fue un conato de gran incendio sí que había fuego. Era material aislante que se estaba quemando en el interior de una nave medio abandonada. La antigua fábrica de Dhul que no se llegó a construir. Dos dotaciones de Bomberos, una bomba urbana pesada y un camión nodriza, con ocho efectivos, se han desplazado al Parque Empresarial Nuevo Jaén, donde se han realizado estas tareas para sofocar el incendio. Hasta allí también se han desplazado efectivos de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, que han ayudado en estas tareas. Se desconocen las causas por las que se ha producido este fuego aunque ha sido fácilmente controlable por parte del cuerpo de bomberos. Estas dos dotaciones de bomberos se han quedado refrescando la nave, para evitar que pueda volver a incendiarse, durante una hora tras ser sofocado.

Esta nave fue una de las grandes promesas de la familia Ruiz Mateos antes de que fuera intervenida Nueva Rumasa y se declarara en suspensión de pagos. Más de dos millones de euros que se había invertido y que de momento no han servido para nada. Unas instalaciones que han sido desmanteladas poco a poco por los vándalos con vigas cortadas, serradas, que han dejado el poliuretano allí, sin protección. Hoy ha podido ser uno de esos actos los que han propiciado este incendio no grave pero sí llamativo.