Publicidad

JAÉN.- Internos del Centro Penitenciario «Jaén II» han instalado en el interior del Camarín de Nuestro Padre Jesús Nazareno, un belén navideño, por cuarto año consecutivo. Un Nacimiento que requiere el trabajo de muchos meses, que se ha hecho con materiales reciclados y con herramientas básicas. Además del aspecto artístico, tiene esa segunda parte en la que se ve como personas que están privadas de libertad van más allá, tienen algo que decirle a la sociedad. Así todos los que visiten el Camarín para admirar este maravilloso trabajo de artesanía se puede ser consciente que merecen una segunda oportunidad. El hermano mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores, Francisco Gutiérrez ha mostrado su satisfacción porque “por cuarto año consecutivo se han producido la colaboración entre la concejalía de Asuntos Sociales, la institución penitenciaría «Jaén II» y la hermandad para llevar a buen puerto este proyecto que hoy ha sido bendecido por el párroco del templo”.

Gutiérrez ha calificado como “un honor y un orgullo que se sigan acordando de nosotros y esperemos que en años sucesivos esta colaboración haga posible que se siga montando el Belén, así seguimos mostrando el trabajo que allí se hace”. En esta misma línea se ha expresado el director del Centro Penitenciario, Juan Mesa, asegurando que “hay dos partes, una exterior que se ha materializado la construcción y exposición de este Nacimiento, pero hay otra interior que no se deja ver. El resto de los internos organizan y participan en un conjunto de de actividades; como por ejemplo, el montaje de un Belén en cada departamento, eventos deportivos, religiosos y culturales”.