Publicidad

JAÉN.- El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, ha hecho una firme defensa de la Constitución Española en la celebración del 36 aniversario de su aprobación y ha advertido contra aquellos que “aprovechan la coyuntura social y económica para lanzar planteamientos oportunistas e interesados”. Frente a esas propuestas de ruptura, Juan Lillo ha presentado esta jornada como “un símbolo de concordia y entendimiento”. En el acto conmemorativo de la Constitución Española celebrado hoy en la Subdelegación del Gobierno con la asistencia de numerosas autoridades y representantes de organizaciones sociales, culturales y ciudadanas, Juan Lillo ha asegurado en un discurso institucional que el encuentro tenía un significado muy especial, ya que se trataba de una muestra de “nuestra apuesta por recuperar los valores que permitieron que la Transición española siga siendo un ejemplo para el resto del  mundo”.

El subdelegado del Gobierno ha prevenido del “desafío independentista”, por representar uno de los peligros más grandes contra los que se enfrenta nuestra Constitución. “De llevarse a cabo algún intento», ha señalado, «atentaría directamente contra el interés general de España poniendo en peligro, no sólo la estabilidad del Estado, si no también la convivencia democrática y la prosperidad de los 47 millones de españoles que formamos la nación”. Más adelante Juan Lillo ha recordado en su intervención la fecha del 6 de diciembre de 1978, en que los españoles “decidimos, en libertad, cambiar el rumbo de España. Apostamos por construir entre todos nuestro futuro. Ese día los españoles votamos por la unidad, por la convivencia y por el progreso de un país harto de divergencias, rupturas y estancamiento”. En esta línea ha asegurado que, gracias a la Constitución, España es una nación en la que  “los ciudadanos viven seguros porque gozan de una casa común que protege la convivencia de todos los españoles”.

Por otra parte, el subdelegado ha hecho referencia a los esfuerzos que se están haciendo desde el Gobierno de la nación por superar la crisis económica, confiando en que las medidas permitan al país volver “más pronto que tarde a índices de trabajo y prosperidad que teníamos antes de la crisis”. En esta tarea ha agradecido la “inestimable colaboración del resto de administraciones autonómicas, provinciales y locales”, que junto con los demás poderes públicos tienen “como deber fundamental el servicio a los ciudadanos”, según ha recordado.

En este mismo capítulo económico ha expresado su confianza en los resultados de la lucha que se lleva a cabo para que aflore al mercado laboral la economía sumergida, que supone un movimiento económico de unos 200.000 millones de euros en nuestro país, lo que se traduce en que “entre 1,5 y 2 millones de puestos de trabajo estén sin control,  con las consecuencias económicas tan negativas que ello significa”.

El acto conmemorativo a la Constitución también ha sido el marco para rendir homenaje a entidades que se han distinguido en su compromiso social y su interés por el servicio al ciudadano. Las instituciones galardonadas en esta ocasión han sido la Real Sociedad Económica de Amigos del País, declarada en 2004 de “utilidad pública”, que con más de 700 socios desarrolla “una incesante actividad de promoción de la cultura en la provincia”.

La Asamblea Provincial de Cruz Roja Española, que ha sido distinguida  por su “incansable actividad solidaria” durante sus 119 años  de existencia. Actualmente esta organización cuenta con más de 12.300 socios y desarrolla en la actualidad más de 100 proyectos en la provincia con los que atendió el pasado año a 55.413 personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social.

Finalmente, Valeo Iluminación, empresa del sector de la automoción radicada en Martos desde el año 1971, galardonada por su «compromiso empresarial y social con la provincia de Jaén”. Esa sociedad, que desarrolla productos innovadores de alta tecnología para sistemas de iluminación del automóvil, emplea a más de 2.000 trabajadores, además de proporcionar otros 1.600 empleos adicionales.