Publicidad

JAÉN.-  Los ladrones no tienen miramientos a la hora de robar. Y muchas veces las casualidades llegan a puntos insospechados. La mala suerte de algunos, tampoco, parece que tenga límites. Porque que te roben en casa es difícil. Pero que sea el mismo ladrón el que lo haga en tu casa y, meses más tarde, lo haga en la calle sin saber que era el propietario de la vivienda es casi de «nota». Pero estos casos, aunque esporádicos se dan. Y uno de ellos en Jaén.  Agentes de la Policía Nacional detuvieron a un individuo y por eso se ha conocido esta rocambolesca historia. La última vez, el detenido amenazó con una pistola a su víctima para llevar a cabo la sustracción de su cartera.

Los hechos se remontan al pasado mes de junio en las dependencias policiales donde acude el denunciante señalando que había sido víctima de un robo con fuerza en su domicilio. Según la policía, el presunto autor de los hechos esperó a que abandonara su vivienda, para realizar unas compras en las cercanías del domicilio, momento que aprovechó para forzar la entrada de la vivienda, sustrayendo un ordenador portátil y un televisor.

El pasado mes de noviembre, el denunciante se personó nuevamente en estas dependencias tras haber sido víctima de un robo con violencia, siendo abordado en plena vía pública, por un individuo que le agarró fuertemente por el pecho, diciéndole: “Dame la cartera” amenazándole con una pistola, momento en el que la víctima le intentó dar un golpe en el brazo para intentar soltarse diciéndole el agresor: “ No me obligues a darte un tiro en la rodilla”,  por lo que ante el temor de ser herido le  hizo entrega del dinero que portaba. De las investigaciones realizadas por los grupos de Policía Judicial y Policía Científica, se llegó a la plena identificación del presunto autor de los hechos, procediéndose a su localización y posterior detención. Las comprobaciones posteriores llevaron a la relación de ambos sucesos. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por el Grupo de Delincuencia Urbana de Policía Judicial.