Publicidad

JAÉN.- No es un sueño es una realidad. Aunque sea un oasis es mitad de la crisis económica. La provincia de Jaén lidera, en el mes de noviembre, el descenso del paro registrado en España, con una caída de más de seis mil personas, de un total de catorce mil a nivel nacional. Un dato que eso sí es el mejor en 19 años de todos los meses de noviembre. De todos los que dejaron la lista del paro el pasado mes en el país, el 45 por ciento eran jiennenses. Aun con todo en Jaén hay más de sesenta mil personas aún esperando encontrar un trabajo. Y, aunque, en otras condiciones serían datos extraordinarios, el problema es que vienen dados por el comienzo de la campaña de la aceituna en muchos pueblos de la provincia. De hecho de los seis mil nuevos empleados más de la mitad pertenecen al sector de la agricultura y 1.800 al sector servicios.

Mientras que no hay estacionalidad en los datos del conjunto del país, sí que los hay y muchos en los datos jiennenses. «Es pan para hoy y hambre para mañana», señalan desde Comisiones Obreras. «Llevan a engaño y no reflejan la cruda realidad de mercado de trabajo de la provincia. Y además, estos datos recogen el impacto de los Planes de Empleo que son algo puntual, también». Son 6.202 personas que dejaron las listas del paro, lo que porcentualmente supone un 9,1 por ciento menos que el mes anterior.  Jaén acumulaba ya numerosos meses de subida y, por fin, ve un respiro antes de la llegada de la Navidad, que con las nuevas contrataciones, durante este mes, puede aliviar la situación de muchas familias. Una de los principales problemas en estos nuevos contratos es que el 92 por ciento de ellos sin temporales y cada vez son más lo que aún siguen en el paro que no reciben ya ningún tipo de cobertura, en total un 43 por ciento lo que significa que son parados de larga duración. CSIF alarma de esta temporalidad de las contrataciones y la estacionalidad de la reducción debido a los planes de empleo y la campaña aceitunera. En este sentido, Joaquín Álvarez, presidente provincial, valora los planes de empleo para menores y mayores de 30 años que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía, aunque considera que estas políticas van en camino erróneo. “Estos planes de empleo favorecen la contratación, pero lo hacen de una forma temporal, no estable, por lo que en lugar de reactivar nuestra economía lo único que están produciendo es un vaivén de aumento y reducción en los datos registrados de desempleados”, manifiesta Álvarez. De este modo y así los datos lo corroboran, el 99,38 % de los contratos realizados durante este mes de noviembre han sido temporales.

Para UGT por su lado este buen dato tiene su contra en la precariedad del empleo creado ligado casi en exclusiva a una campaña de aceituna que va a resultar demasiado corta para aliviar a las muchas familias que tienen a todos sus miembros en desempleo.  Una brecha que se agranda en el mes de noviembre es la del desempleo de las mujeres con respecto al de los hombres. Son ya 10.439 desempleadas más que hombres en este mes de un total de 61.985. Esto supone que en tan solo un mes la diferencia se ha incrementado en 4.422 desempleadas más sobre el paro masculino registrado. Es decir, en un mes de empleo álgido en la agricultura por el inicio de la aceituna, la mujer tiene menos posibilidades de encontrar empleo que los hombres.

En el PSOE subrayan que las instituciones “no pueden engañarse por este espejismo” y que tienen la obligación de “seguir redoblando esfuerzos para la creación de empleo”, máxime cuando este año la campaña de la aceituna va a ser mucho más corta y con 4 millones de jornales menos que el año pasado. “Podemos estar hablando de un invierno largo y duro”, prevé el diputado nacional Felipe Sicilia.