Publicidad

JAÉN.- Lo de los autobuses escolares comienza a ser preocupantes en las carreteras de la provincia. Si el año pasado eran denunciados más de la mitad de ellos por incumplir alguna de las normas de tráfico o seguridad, este año, el número asciende al 70 por ciento. Datos que se recogen tras la campaña de control especial de transporte escolar, que ha llevado a cabo la Dirección General de Tráfico, entre los días 24 y 28 de noviembre y que se ha saldado en las carreteras de la provincia con el control de 56 vehículos. En el curso de la campaña, los miembros de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han denunciado a 39 vehículos, que supone cerca del 70% de los autocares controlados, en su mayor parte por causas administrativas. Un tercio de estos vehículos no pueden ser utilizados para llevar a escolares.

En concreto, las infracciones más habituales han sido carecer de autorización especial para el transporte escolar (18) y carecer de seguro de responsabilidad ilimitada (10). Las restantes denuncias, en menor número, se refieren a accionamiento de puertas, falta de señal indicativa de transporte escolar, carecer de acompañante, dispositivo luminoso de señal de emergencia, etc. Independientemente de esta campaña intensiva, los agentes seguirán realizando inspecciones de este tipo de transporte durante todo el curso escolar.