Publicidad

JAÉN.- La Guardia Civil, concretamente el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Jaén, pudieron comprobar que en el paraje denominado “Casería La Vereda” término municipal de Jaén, se hallaban instalados medios de captura prohibidos, siendo los mismos las denominadas “costillas”. Ante esta hallazgo se puso en marcha un dispositivo especial para comprobar quien era la persona que los había colocado allí. Un dispositivo de vigilancia que dio sus frutos ya que se sorprendió a una persona instalando y revisando once dispositivos de captura prohibidos, portando diecisiete currucas capirotadas, un mirlo común, un petirrojo, un pinzón común y un cochín, todas estas especies están incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Como consecuencia de los hechos citados, se han instruido diligencias por un presunto delito de caza, para remisión a la autoridad judicial, a cuya disposición quedaron las “costillas” y la mochila, siendo las especies de fauna silvestre reseñadas anteriormente, entregadas en la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Jaén, para alimentación de las especies silvestres albergadas en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas “Crea Quiebrajano” de Jaén. La persona sorprendida ha sido imputada.