Publicidad

JAÉN.- La Policía Local decomisa mil kilogramos de naranjas en un vehículo que las estaba vendiendo en una furgoneta en Avenida de Andalucía. Ocurrió sobre las 13.15 horas cuando agentes de paisano, pertenecientes a la Policía de Barrio, fueron los que procedieron a esta incautación del producto que era transportado en un vehículo procedente de Utrera (Sevilla) y cuyo destino era su venta ambulante en la capital. Las frutas incautadas han sido destinadas al Banco de Alimentos, al centro de transeúntes y al comedor social de San Roque.

La Policía Local decomisó 387 sacos cuando un vendedor ambulante ejercía esta actividad en la vía pública, sin autorización, sin reunir requisitos de control, procedencia y manipulación alimentaria, contraviniendo las ordenanzas municipales de comercio ambulante. Tras pasar los controles sanitarios necesarios, los 1.000 kilos de cítricos intervenidos han sido donados al Banco de Alimentos (500 kilos), al Centro de Transeúntes (250 kilos), así como al comedor social de San Roque (otros 250 kilos). En este sentido, Victoria Garvín ha destacado “la extraordinaria labor que realiza la Policía Local de Jaén” y en concreto ha agradecido “la entrega de lo decomisado a la concejalía Comercio, Consumo, Sanidad y Mercados para que sea destinado a las personas que más lo necesitan”.  Garvín ha querido destacar que “tanto en el Banco de Alimentos, como en el Centro de Transeúntes, así como en el comedor social de la parroquia de San Roque se hace una gran labor, de ahí que el Ayuntamiento haya querido colaborar en todo lo que está en su mano con estos centros”.

La concejala de Comercio, Consumo, Sanidad y Mercados ha añadido que “no es la primera entrega que se realiza, hace unos días esta Concejalía donaba 400 kilos de naranjas incautadas en la Calle Los Álamos; en esta ocasión son 1.000 los kilos de cítricos y todo tras haber pasado la inspección sanitaria correspondiente que certifica que esta mercancía es apta para el consumo”.