Publicidad

JAÉN.- Acercarse al mirador de El Neveral es caminar entre árboles, frío y naturaleza. Una vistas maravillosas montaña abajo. Pero, desgraciadamente, también, a ras de suelo, es caminar entre botellas de litro de cerveza e incluso un lavabo, blanco, tirado junto a unas piedras. La limpieza existe pero hay focos que dejan mucho que desear. Miguel Pérez y Jesús Martínez han subido en bicicleta hasta este lugar y miran bastante sorprendidos. «La verdad es que es una guarrería. Es una pena porque es bastante bonita esta zona y se afea», señala Miguel. Alguna lata ya oxidada, bancos con considerables desperfectos, maderos de apoyo en el suelo, una farola pero lo que afea, realmente, esta zona son las papeleras. Allí, donde casi con seguridad, han subido algunos  a pasar un rato de diversión. «Aquí se han metido un fiestón», comenta Jesús. «Y de los buenos», apostilla Miguel. Este momento son los únicos observadores que hay en la zona, pero seguro que muchos más han visto y pensado lo mismo.

De hecho, alguna de estas imágenes corrieron ayer como la pólvora en las redes sociales y es que la imagen de más de treinta litronas concentradas han sido una llamativa instantánea para más de uno. Ahora será el servicio de recogida de basuras del Ayuntamiento de Jaén quienes tendrán que limpiar esta fiesta que parece ser se produjo este fin de semana.