Publicidad

La campaña de extinción de incendios forestales en la provincia de Jaén ha concluido ya con un total de 90,67 hectáreas calcinadas por el fuego, lo que supone una reducción del 93,5  por ciento respecto a la media de los últimos diez años. Del total de la superficie afectada este año, 33,9 hectáreas corresponden a terreno arbolado y 56,8 a matorral. Son datos del Plan Infoca que va desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre.  En cuanto al número de actuaciones forestales realizadas por el dispositivo del Plan Infoca en Jaén desde el 1 de enero hasta el 15 de octubre ha sido de 117. De estas actuaciones, un total de 97 (82,9%) se corresponden con conatos –menos de una hectárea de superficie afectada-, mientras que las 20 restantes (17,1%) fueron incendios.

El dispositivo también ha apoyado a bomberos urbanos interviniendo cuando ha sido solicitada su cooperación en incendios de tipología agrícola o correspondientes a suelos urbanos. En este sentido, el plan ha participado en los trabajos de extinción de siniestros en suelos agrícolas (14) y urbanos (4).  En lo referente a las causas que han provocado los siniestros forestales en Jaén, según ha informado el delegado de Medio Ambiente, son múltiples y variadas, destacando los incendios intencionados, con un 39,3% de los siniestros investigados; las negligencias (32,5%); los naturales (10,3%) y los fuegos accidentales, que abarcan el 2,6% del total de las investigaciones realizadas. A su vez, un 15,4% de los incendios está aún pendiente de investigación o sus causas son desconocidas. Por otra parte, cabe destacar que la investigación de los siniestros ha deparado el incremento en el número de diligencias judiciales hasta un total de 81 y se ha imputado a 14 personas.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Purificación Gálvez, acompañada del delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Julio Millán, ha reconocido la profesionalidad y entrega del conjunto de profesionales que participan en el dispositivo. “Su entrega, coordinación y rapidez de respuesta son fundamentales para restar dimensión a los efectos del fuego y que la práctica mayoría de los siniestros no pasen de conatos”, ha subrayado. Unos buenos resultados que se han obtenido en la campaña y que, según la delegada, no son fruto de la casualidad. Así, ha destacado, entre otros aspectos, los trabajos preventivos que se llevan a cabo en el monte, el compromiso de los jiennenses en la defensa del patrimonio forestal o las campañas de sensibilización y de educación en valores medioambientales. A ello ha añadido las iniciativas encaminadas a informar y aconsejar sobre prácticas que pueden evitar la generación de siniestros. En este punto, ha detallado que los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía disponen desde hace unos días de una cuenta Twitter desde la que informan sobre temas de su competencia, como las quemas agrícolas (@AAMM_And). Igualmente, ha hecho hincapié en la nueva medida tomada por el Plan Infoca en colaboración con las asociaciones agrarias de la provincia, por la que será obligatoria una faja de seguridad de 5 metros de ancho cuando se ejecuten trabajos de quemas agrícolas en olivar.

Dentro de las labores preventivas que se vienen realizando uno de los ejemplos es la ejecución de 12.408 hectáreas de cortafuegos en los últimos tres años; el mantenimiento de vías pecuarias en zonas de interfase; el trabajo en coordinación con propiedades particulares, donde hasta la fecha se dispone de 1.294 planes de prevención aprobados y en vigor, con una superficie de 230.000 hectáreas; la combinación de labores lineales de cortafuegos y superficiales y rodado de arbolado; la actuación, con el programa RAPCA (Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía), sobre 1.621 hectáreas en colaboración con 72 pastores que gestionan más de 36.000 cabezas de ganado; los simulacros de incendios en el Megatín (Torredelcampo) y Andújar o las quemas preventivas sobre el Cerro de Santa Catalina en Jaén.

La campaña de extinción ha contado con más de 833 profesionales de la Administración y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, y a ellos se sumaron 5 aeronaves (3 helicópteros de transporte y extinción y otro pesado y un avión de carga en tierra), y 17 vehículos autobomba y 3 nodrizas junto a una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, un total de 4 Centros de Defensa Forestal (CEDEFO) en Santa Elena, Huelva, Vadillo y Navalcaballo, un Centro Operativo Provincial Centros Operativos, una pista de aterrizaje en Cornicabral y la red de vigilancia del dispositivo, que se completa con la red de puntos de toma de agua.