Publicidad

La ronda de El Valle lleva coleando desde hace 4 años. Una calle que va desde los locales comerciales de Passo hasta el colegio San José de Calasanz, pasando por la Cruz Roja. Un camino fantasma porque por allí no transitan vehículos. Es imposible debido al lamentable estado de la calzada.  Baches con hasta 40 centímetros de profundidad. «Llevamos cuatro años denunciando. Ya vinieron entonces y ni caso. Nos tienen abandonados», se queja Antonio Liebánas, presidente de la Asociación de Vecinos Passo. En esta zona, más concretamente en la salida del colegio San José de Calasanz, se cayó una mujer y rápidamente han acudido los servicios municipales a arreglar la calle. Incluso, como no podía faltar, fue el alcalde a la foto de rigor. «Dice el alcalde que se ha gastado 20.000 euros y eso es mentira. Un camión de hormigón cuesta entre 400 euros y 600 euros. Por aquí han pasado como mucho cuatro cubas. Incluso aunque hayan sido más camiones no se han gastado más de 4.000 euros», continúa.

Ante esta situación, la Asociación de Vecinos Passo, va a llevar al próximo pleno volver a preguntar al alcalde cuándo va a arreglar la ronda. «Y preguntar por qué nos engañó. Dijo que lo iba a arreglar. Después que iba en los planes de arreglo con fondos de diputación y aún estamos esperando. Aquí no da la cara nadie. Vienen a escondidas», resalta el presidente de la asociación. Una situación que tiene más que hartos a los vecinos de esta barriada de Jaén.

De hecho, según los testigos, el alcalde fue increpado por trabajadores de la guardería El Valle por estos mismos motivos. Y porque llevan reclamando el arreglo de la carretera muchos años y, además, cuando anochece temprano no hay luz que ilumine la calzada.  «La respuesta municipal fue que el ayuntamiento se había gastado mucho dinero en el centro de asistencia social, casi 300.00 euros. Otra barbaridad». exclama Liébanas.