Publicidad

La Consejería de Fomento y Vivienda realizará actuaciones de rehabilitación en los centros históricos de Úbeda y Baeza y en las barriadas de Las Lagunillas y Puerta de Madrid, en Andújar. Esta intervención supone una inversión de 7,2 millones de euros. Los trabajos permitirán adecuar edificios y viviendas pertenecientes al parque público de la Junta de Andalucía y reurbanizar sus espacios comunes. Todas estas actuaciones tienen como destinatarias a 502 familias inquilinas en estos tres municipios con escasos recursos económicos. El dinero previsto será aportado hasta 2017 por la Junta de Andalucía y el Gobierno central en el marco del Plan Estatal de Vivienda, cuyo convenio de ejecución firmaron en septiembre la consejera Elena Cortés y la ministra de Fomento, Ana Pastor. De ese importe, Fomento y Vivienda asumirá 4,6 millones de euros, que suponen el 64,3% del total, y el Gobierno central abonará el 35,5% restante, equivalente a 2,5 millones. Dicho esfuerzo económico, que llevará asociado la generación de más de 720 empleos directos e indirectos, responde a la doble apuesta del Gobierno autonómico por la rehabilitación residencial y energética, que constituyen líneas estratégicas para la reconversión del sector de la construcción hacia actividades generadoras de empleo estable; y para la mejora y adecuación del parque público residencial, con el que la Administración garantiza el derecho a una vivienda digna a los sectores de la población con menos recursos.

 

En el casco histórico de Baeza, la actuación contará con una inversión total de 1,01 millones de euros para la rehabilitación de 126 viviendas, mientras que en el de Úbeda serán 92 las familias beneficiadas de estas actuaciones, que cuentan para el municipio con un presupuesto de 2,2 millones de euros. En la localidad de Andújar, las obras en las viviendas se distribuyen entre las barriadas de Las Lagunillas y Puerta de Madrid, puntos del municipio donde 284 familias verán renovadas sus viviendas tras una inversión de cuatro millones de euros.  Estas intervenciones, con las que se actuará tanto en el interior de las viviendas como en las zonas comunes de los edificios, además de en espacios públicos, se realizarán a través del Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbanas, figura recogida en el Plan Estatal, que tiene como objetivo mejorar los conjuntos históricos, los barrios degradados y los núcleos rurales. El inicio de los trabajos exige previamente la firma de un convenio específico entre la Consejería, el Ministerio y el Ayuntamiento.

 

El de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbanas es el primero de los cinco programas recogidos en el Plan Estatal que se ejecuta en Andalucía, donde está previsto intervenir también a través de la Ayuda al Alquiler de Vivienda; el Fomento de la Rehabilitación Edificatoria; el Apoyo a la Implantación del Informe de Evaluación de Edificios y el Fomento de Ciudades Sostenibles y Competitivas. En total, Andalucía aporta al Plan Estatal un total de 41,3 millones de euros, una partida presupuestaria con la que la Consejería que dirige Elena Cortés pretende ampliar el alcance del Plan y adaptar sus programas a la realidad social y económica de la Comunidad, donde es imprescindible una apuesta decidida por el alquiler asequible, las medidas para que las casas deshabitadas cumplan su función social y la rehabilitación de viviendas y espacios urbanos.